La «Ciudad Prieto»
Vista de la Playa de San Juan y el hotel Costa Azul en los años 50 - arribas
«El paseo del chanco»

La «Ciudad Prieto»

El proyecto ideado en los años 50 para las playas de San Juan y Muchavista distaba mucho de lo que hoy podemos contemplar

Actualizado:

Pese a lo que muchos piensan, los inicios de la explotación turística de toda la franja costera de la Playa de San Juan y el Cabo de la Huerta no comenzaron en los años cincuenta. Los primeros y tímidos inicios se dieron durante la Dictadura de Primo de Rivera, pero fue durante la II República cuando comenzó a gestarse la que iba a ser conocida como «Ciudad Prieto» en honor a su máximo impulsor y defensor, el Ministro Indalecio Prieto.

Con la llegada de Lorenzo Carbonell a la Alcaldía alicantina se proyectó una completa Ciudad Satélite en los terrenos de las playas de San Juan y de la hoy llamada de Muchavista, extendiéndose también al Cabo de la Huerta. Según nos cuenta Tomás Mazón en su aclaradora obra «La urbanización de la Playa de San Juan», los planos corrieron a cargo del prestigioso arquitecto Pedro Muguruza, cuyo anteproyecto fue el ganador del Concurso Nacional convocado por el Ayuntamiento, que fue aprobado por el Gobierno republicano en septiembre de 1933.

Se concebía un barrio residencial casi autónomo, radicalmente diferente al resultado final que hoy contemplamos, fruto del desarrollismo franquista de los 50 y 60. En primera línea una franja verde de terreno libre; justo detrás, chalets de planta baja y piso de estilo uniforme, dejando los chalets de dos pisos y pequeños apartamentos para la segunda línea. En la zona más alejada de la costa se situarían los apartamentos en altura.

Respecto a los servicios públicos previstos, se concebía la construcción de un muelle para yates, un hotel balneario municipal, clubs de tenis y golf, aeródromo, estadio, dependencias municipales y un Internado de Pensionistas Ferroviarios en el Cabo, el cual se acabaría levantando entre los 40 y los 50 en Sant Joan d'Alacant. Además se preveía respetar y ampliar el palmeral existente aún hoy junto al Hotel Almirante y dejar espacio para el cultivo. Todo esto quedaba amparado por la denominada «Ley Prieto» que declaraba el proyecto de utilidad pública, facilitando así las expropiaciones.

Por todo lo antes descrito, el Ayuntamiento acordó dar el nombre de Indalecio Prieto al nuevo barrio, y el 3 de julio de 1936, concederle la Medalla de Oro de la ciudad al ministro. Desconocemos si el inmediato inicio de la Guerra Civil frustró la entrega física de esta distinción. El conflicto bélico paralizó el proyecto, del que sólo se construyó la carretera de acceso, cuyas obras fueron inauguradas por Azaña el 25 de junio de 1933. Se trata de la carretera que se inicia en Vistahermosa y finaliza en el cruce con la carretera de Aigües. Esta avenida es conocida hoy con los nombres de Albufereta (antes Camarada Jaime Llopis), la Condomina, Cataluña, Niza, Jaime I el Conquistador (antes Gobernador Aramburu) y San Bartolomé, estas dos últimas dentro ya del término municipal del Campello.

El exilio del socialista Indalecio Prieto, la muerte de Muguruza, el posicionamiento de las nuevas autoridades a favor de los propietarios de los terrenos y el rechazo al proyecto de las autoridades municipales campelleras -que acabaron rebautizando su tramo de playa con el viejo y olvidado topónimo de Muchavista- dieron la puntilla al Plan Muguruza, arrasado por los intereses urbanísticos y especuladores. ¿Les suena?

El resultado que hoy contemplamos, tanto en la playa de San Juan como en la de Muchavista y el Cabo de la Huerta, es radicalmente opuesto al ideado por Indalecio Prieto y Pedro Muguruza. Alicante perdió la oportunidad de convertir la playa de la Huerta en un edén para el turismo residencial.