HORIZONTE

Que le vaya bonito, señor marqués

Actualizado:

«TONTO útil» es un concepto político marxista con el que se define a personas que al defender unos principios acaban convirtiéndose en instrumentos de sus rivales: colaboran involuntariamente en la consecución de aquello que intentan combatir. Y yo quiero declarar que he sido un tonto útil durante los últimos tres años y medio, al intervenir en el programa «Al Rojo Vivo» en La Sexta.

Cuando en enero de 2011 empezó este programa en la cadena alumbrada por gracia de José Luis Rodríguez Zapatero, se enfrentaba a periodistas de posiciones ideológicas diferenciadas. Después La Sexta fue absorbida por Atresmedia, la compañía presidida por el marqués del Pedroso de Lara, vulgo José Manuel Lara. Desde entonces se ha ido cambiando la configuración de los contertulios de manera que los que nos sentamos a la derecha del moderador tenemos siempre enfrente a uno o varios políticos de Izquierda Unida, el PSOE, ERC y en alguna ocasión de Podemos. Como soy un poco zote, he tardado bastante en darme cuenta del juego casi decimonónico en el que estoy participando. Se trata, al fin, del viejo axioma: periodismo y dinero condicionando el resultado electoral. Ahora la ecuación es así: el marqués coloca en sus teturlias a políticos de izquierdas que con sus diatribas contra el sistema dan audiencia a su televisión y esa audiencia da dinero al señor marqués. Es el negocio perfecto. El capitalismo más abyecto celebrado por la izquierda más rancia a la que ese capitalismo le parece muy bien si le genera votos. Siguen la senda ideológica que les señala hogaño su antaño admirado Partido Comunista Chino: aliarse con el capitalismo para sacar de él los mayores beneficios posibles. Y empresarios como Lara y sus socios Manuel Jove y Juan Abelló airean programas de cuya línea editorial dicen discrepar radicalmente, pero no tanto como para perder los ingresos que les generan.

Y para tener una coartada, el señor marqués nos dice que su principal cadena de televisión, Antena 3, tiene una línea editorial diferente. Lo cual es cierto. Pero esa línea es en realidad la misma que tenía el semanario «El Caso» en la mejor época de Eugenio Suárez. En Antena 3 la política nunca tapa un buen suceso.

Es evidente que la libertad de Prensa empieza por garantizar que cada editor puede mantener en sus medios la línea que estime oportuna. Pero esa libertad lleva implícito que cada uno seamos libres de señalar quién esta dónde para que todos seamos conscientes de a qué juega cada uno. Y una televisión del marqués del Pedroso de Lara es la que más ha hecho en los últimos años por cuestionar nuestra democracia tal y como la entiende la mayoría de los españoles. Y aunque no me duelen prendas y confieso que he sido un tonto últil, creo que hay quien merece ese título más que yo y no lo reconoce.

Yo le deseo que le siga yendo muy bien, pero no cuente conmigo. Que le vaya bonito, señor marqués.