Ariel Sigler en una instantánea tomada el domingo - EFE

El opositor cubano excarcelado obtiene el visado para viajar a EE. UU.

El Gobierno le concedió el permiso humanitario. Sigler quedó parapléjico en la cárcel y solicitó recibir tratamiento fuera de Cuba

la habana Actualizado:

El opositor cubano Ariel Sigler, uno de los 75 condenados en 2003 y excarcelado el pasado 12 de junio por su grave estado de salud, ha obtenido un visado humanitario de Estados Unidos e iniciará en los próximos días los trámites legales para viajar, informaron hoy fuentes de la disidencia interna. Según Elizardo Sánchez, líder de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), Sigler, que quedó parapléjico en la cárcel y que padece varias enfermedades graves, planea viajar a EEUU para recibir tratamiento en ese país.

Sigler visitó el domingo a Sánchez en su domicilio de La Habana, tras asistir junto con su esposa, Noelia Pedraza, a una misa en la iglesia de Santa Rita de Casia, junto con el grupo Damas de Blanco, integrado por mujeres familiares de los presos políticos que piden su liberación con marchas pacíficas. Ariel Sigler, de 47 años, fue excarcelado tras el diálogo abierto a principios de mayo pasado entre la Iglesia Católica de la isla y el Gobierno del general Raúl Castro sobre los presos políticos.

En 2003, Sigler, que encabeza el movimiento independiente "Opción Alternativa", fue encarcelado con una condena de 20 años después de los juicios sumarísimos que el Gobierno cubano realizó a 75 opositores en la oleada represiva de la llamada "Primavera Negra" en la isla. A partir de ese momento, el disidente estuvo detenido en varias cárceles de las provincias de Ciego de Ávila, Villa Clara y Cienfuegos, alejadas de su lugar de residencia en Matanzas.

Según fuentes familiares, a finales del 2008 Sigler fue hospitalizado en La Habana con una historia clínica que incluye una paraplejia, que le obliga a ser trasladado en una silla de ruedas, esofagitis, cálculos en el riñón, pólipos en la vesícula, duodenitis y gastroduodenitis, entre otros padecimientos. Elizardo Sánchez refirió también que el ex preso le manifestó su intención de iniciar la próxima semana la tramitación legal para viajar, empezando por solicitar pasaporte y el permiso de salida del país a las autoridades cubanas. Además señaló que Sigler quiere irse acompañado de su esposa a EEUU, que le ha concedido un visado, pero en calidad de refugiada política.