<a href="">La central atacada, en una imagen de televisión</a> - AP

Un comando terrorista mata a dos personas en una hidroeléctrica rusa

La Fiscalía General rusa confirma que la autoría del atentado corresponde a un grupo armado islámico de la zona del Cáucaso Norte

moscú Actualizado:

Las explosiones hoy en la central hidroeléctrica de Baksán, en la república norcaucásica rusa de Kabardino-Balkaria, fueron causadas por un comando terrorista que mató a dos guardias, confirmó la Fiscalía General de Rusia.

"Los bandidos, que penetraron en la central de Baksán, mataron a dos guardias y golpearon a dos operadores de la sala de maquinas de la central eléctrica, tras lo cual colocaron las cargas explosivas", declaró a la agencia Interfax un portavoz del Comité de Investigación de la Fiscalía.

Según datos preliminares, los atacantes instalaron cuatro cargas explosivas, de la cuales detonaron tres, mientras que la cuarta fue desactivada por artificieros de los servicios de seguridad. Las explosiones, que se produjeron entre las 05.20 y 06.00 horas (01.20 y 02.00 GMT), destruyeron tres generadores y otros equipos de la central, según un comunicado del Comité Nacional Antiterrorista (CNA). El ataque terrorista no afectó a la presa de la central, de 25 megavatios de potencia y que fue construida entre 1930 y 1936. El ministerio de Rusia para Situaciones de Emergencia declaró que la población de las zonas aledañas a la presa no tiene nada que temer.

El CNA, que anunció el reforzamiento de las medidas de seguridad en todas las hidroeléctricas en el sur del país, declaró que "ha sido establecido el círculo de sospechosos" del ataque a la central de Baksán. Los grupos armados islamistas que actúan en el Cáucaso Norte habían amenazado en repetidas ocasiones con lanzar ataques contra infraestructuras estratégicas rusas, incluidas las centrales hidroeléctricas.Dos muertos por dos explosiones en la central hidroeléctrica de Baksan, en Kabardino-Balkarie (Cáucaso ruso). Las primeras informaciones hablan de un posible atentado realizado por desconocidos, según las agencias rusas.