Así van saliendo a la superficie los 33 mineros

Ya son 32 los mineros rescatados

CARMEN DE CARLOS / AGENCIAS
ENVIADA ESPECIAL A LA MINA SAN JOSÉ Actualizado:

Emocionante noche en mina San José. Después de dos meses de cautiverio a cientos de metros bajo tierra, los mineros chilenos han vuelto a respirar el aire de libertad fuera de las grutas y recovecos que durante todo este tiempo han sido su morada, desde que el pasado 5 de agosto un derrumbe les encerrara dentro.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, ha anunciado este miércoles que el rescate de los 33 mineros atrapados en el yacimiento «podría terminar hoy», ya que «se han acortado los plazos, ahora estamos rescatando a tres mineros cada dos horas. Nos quedan veinte mineros, puede que terminemos hoy día», dijo Piñera al comparecer ante los periodistas junto al presidente de Bolivia, Evo Morales, quien viajó hoy a la mina siniestrada.

El orden de salida de los mineros, del último al primero, son:

Pedro Cortéz, el llamado "humorista" de los mineros atrapados, ha sido el trigésimo primero. Cortéz fue bautizado como el gracioso del grupo después de que dijera en una de sus intervenciones a través de las vídeo conferencias: "Nunca había estado tanto tiempo dentro de una mina".

Raúl Bustos, el trigésimo en salir, trabajaba en un astillero por las mañanas y como comerciante por las tardes. El maremoto de Chile destruyó su lugar de trabajo, por lo que el minero, de 40 años, decidió emigrar en busca de nuevas oportunidades.

Juan Carlos Aguilar ha despertado de "un sueño" al ser rescatado y covertirse en el minero número 29 que sale a la superficie. En una de las cartas que mandó a su pareja durante el encierro de 70 días se refirió a lo que estaba viviendo al fondo de la mina como "un sueño". "A veces espero despertar y que esté en mi vida de antes"

Richard Villarroel ha elevado a 28 el número de trabajadores evacuados durante las operaciones de rescate. Villarroel, de 26 años, tiene como uno de sus principales objetivos asistir al nacimiento de su hijo, previsto para noviembre.

Franklin Lobos, se convirtió hoy en el rescatado número 27. El ex jugador de fútbol emergió de las profundidades de la mina al son de "Oe Oe Oe Oe, Franklin, Franklin", el grito que tradicionalmente utilizan los hinchas para alentar a los futbolistas

Claudio Acuña, el vigésimo sexto, llevaba dos días y medio trabajando en la mina cuando ocurrió el derrumbe, y una vez en la superficie tiene como uno de sus principales planes de futuro casarse con su pareja

Renán Ávalos es el hermano pequeño de Florencio, el primero en ser rescatado. Renán es el vigésimo quinto, 19 horas después de que lo hiciese su hermano. "No sé si estoy bien o si estoy mal. No quiero pensar en cómo estoy", escribió Renán en una de las últimas cartas.

José Henríquez, el "guía espiritual" de los mineros atrapados a 700 metros de profundidad desde el pasado 5 de agosto en el yacimiento San José se convirtió hoy en el rescatado número 24. Henríquez asumió el rol de guía espiritual entre sus compañeros por su apego a la religión evangélica, pidió 33 biblias y dirigía los rezos dos veces al día

Carlos Bugueño se ha convertido en el vigésimo tercer minero rescatado. Es uno de los mineros más jóvenes de los que han sufrido este encierro. Soltero y sin hijos, Bugueño trabajó como guardia de seguridad privado hasta que aceptó formar parte de la plantilla de la explotación del desierto de Atacama para ahorrar dinero.

Samuel Ávalos, de 43 años y padre de tres hijos, se ha convertido este miércoles en el minero número 22 en abandonar el yacimiento. Avalos comenzó en marzo a trabajar en las labores de refuerzo de la mina que finalmente se derrumbó. Asegura que experimentó un proceso de conversión que le hizo sentirse «cerca de Dios» y alejarse de la droga y la bebida.

Yonni Barrios, el «Doctor» ya está fuera. Se contabilizan así 21 mineros rescatados. La esposa de Yonny Barrios aseguró este miércoles que no asistirá al rescate de su marido porque «irá la otra».

¡Llegan al vigésimo rescatado! Darío Segovia, de 48 años, llevaba tres meses en la mina y esperaba montar un negocio de verduras con el dinero que ganase en ella.

El número 19, Pablo Rojas, ve la luz y se completa así el rescate de la familia Rojas. Rojas Villacorta se fundió en un intenso abrazo con su hijo, un estudiante de segundo año de medicina del que el minero asegura sentirse muy orgulloso. Después fue trasladado en una camilla al hospital de campaña para ser examinado.

Ya ha salido Esteban Rojas, tras un viaje de 12 minutos y 41 segundos desde el interior de la mina. Es el número 18. Cargador de explosivos y padre de tres hijos, en una carta le prometió a su mujer casarse por la Iglesia "de una vez por todas". Cargador de explosivos y padre de tres hijos, tiene dos familiares entre los 33 mineros.

Omar Reygadas llega a la superficie. Es el 17 y lleva toda la vida trabajando como minero. Viuda, su familia (hijos, nietos y bisnietos) lo están esperando al pie de la mina. Ha salido con una Biblia en la mano. Una de sus nietas llora al verlo.

¡Ya ha salido el 16, Daniel Herrera! Lo han apodado "el osito gominola" por el apego que le tiene a su madre. De 27 años, es soltera. "Bravo hijo", le dice su madre.

Sale el número 15: Víctor Segovia. Es conocido como "el Escritor". Anotó todo en su diario. Quiere escribir un libro. «Gracias, bienvenido. Esto es como nacer de nuevo», le dice Piñera al minero Victor Segovia. «Bienvenido a la vida» .

Víctor Zamora se abraza a su mujer. Es el número 14. Este minero de 32 años, había llegado hasta Copiapó a trabajar después de que el terremoto de febrero destruyera su anterior lugar de trabajo. Zamora Bugueño se convirtió durante 70 días en el poeta y bromista del grupo. Es conocido por su personalidad alegre y por ser "bueno para la talla (divertido, cómico)"

Carlos Barrios es el decimotercer minero rescatado. El número no ha sido maldito y Barrios ascendió en la cápsula poco después de que bajara a la mina otro rescatista para revelar a uno de sus compañeros. Poco después de salir al exterior se fundió en un abrazo con su padre. El minero es soltero, pero es padre de un niño de cinco años y en el momento de su rescate desconocía que su pareja había quedado embarazada una semana después del derrumbamiento.

Edison Peña es el duodécimo. El minero, de 34 años, abrazó a la salida de San José a su pareja, Angélica, por la que emigró en su momento al norte del país y que fue quien le encontró trabajo en la mina. También abrazó a los presidentes de Chile y Bolivia, Santiago Piñera y Evo Morales. Edison, un fanático de Elvis Presley, es uno de los deportistas del grupo.

Los presidentes han visitado en el hospital de campaña a algunos de los mineros rescatados, entre los que se encuentra Mario Gómez, el mayor del grupo.

El presidente boliviano Evo Morales y el chileno Sebastián Piñera están al pie de la mina.

Ya está arriba Jorge Galleguillos, el minero número 11 en salir a la superficie.

Álex Vega, de 31 años, es el décimo minero que ha salido a la superficie. Su padre se cambió el nombre para poder participar en el equipo de rescate.

Mario Gómez emocionó a todo el país con el primer mensaje: "Estamos bien en el refugio los 33". La primera. Perdió tres dedos de su mano izquierda en un accidente en la mina hace años. Sufre de silicosis y es el mayor de todos. Tiene 63 años y es minero desde los 12.

Gómez aspiraba retirarse en noviembre. "Le pone a mi hermana que ahora va a salir un hombre cambiado y que la va a querer mucho más que cuando estaba acá afuera", dijo su cuñada, Bélgica Ramírez, sobre las cartas que ha enviado a su familia.

¡Llega el octavo! Claudio Yáñez Lagos, de 34 años. Tiene dos hijas y llevaba sólo ocho meses en la mina. Lo llaman "el fumador" y ha convencido a su novia de 12 años para casarse al salir de la mina.

José Ojeda Vidal ha sido el séptimo.

Después de la pequeña reparación, la cápsula ha sacado a superficie a Osmán Araya, que ha roto a llorar al ver a todos sus familiares. Catorce minutos duró el recorrido que trajo a Osmán Araya a la superficie. El minero, muy acongojado, fue recibido con su esposa a quien abrazó y besó, en uno de los momentos más emotivos que han ocurrido hasta ahora. Ahora será el turno de José Ojeda, autor del mensaje "Estamos bien en el refugio, los 33"

El quinto minero en salir a la superficie es Jimmy Sánchez, el benjamín de la mina, con tan sólo 19 años.

En estos momentos, las operaciones de rescate se han interrumpido por breves instantes para que los técnicos cambien una rueda de la cápsula «Fénix 2», según informó Radio Cooperativa en declaraciones recogidas por Ep. Los cuatro primeros fueron trasladados en helicóptero hasta el hospital de Copiapó, a 45 kilómetros de la explotación, para ser sometidos a una exhaustiva revisión médica.

Jimmy Sánchez, de 19 años y padre de un bebé, es el quinto minero en salir a la superficie, donde se ha abrazado con su padre y con el presidente de Chile, Sebastián Piñera. Se trata del más joven de los 33 trabajadores que han permanecido atrapados en la mina a unos 700 metros de profundidad.

En el momento de la llegada de la cápsula al interior de la mina, Sánchez sufrió problemas de ansiedad de los que fue tratado para evitar problemas durante su viaje a la superficie, según declaró un rescatista del Ejército, Patricio Robledo. Sus familiares, entre ellos su padre, le esperaban a la salida del pozo vestidos con la camiseta de la Universidad de Chile.

Las gafas oscuran tapaban los ojos del minero Florencio Avalos

Florencio Ávalos , de 31 años, ha sido el primero en pisar tierra firme en la superficie. Como si el hombre llegara a la luna. Esta es la emoción que se respiraba en el campamento Esperanza a las 00.10 horas. El capataz, como se le conoce entre sus compañeros, ascendió desde el centro de la mina a bordo de la cápsula Fénix 2, un cohete mínimo pero suficiente para llegar a destino. Quince minutos que se hicieron eternos. Un cuarto de hora más para él, para su mujer Mónica y para el menor de sus hijos, Byron, de 8 años. Las lágrimas vencieron a todos. Abrazos eternos y Florencio, de una pieza, sin retirarse las gafas oscuras que le protegían los ojos después de 69 días de permanecer sepultado en vida. Testigos de esta odisea cientos de periodistas, cámaras de televisión, amigos, familiares apostados a lo largo del campamento Esperanza. Al lado del primer rehén de la mina en llegar al final del túnel, el presidente Sebastián Piñera, su mujer Cecilia Morel, el equipo médico, rescatistas y todos los que han participado de un rescate que muchos creyeron imposible. Una sirena comenzó a pitar alertando de que había comenzado la culminación de un rescate histórico. El minero, cuyo viaje de vuelta a la superficie en la cápsula «Fénix II» tardó 15 minutos, llevaba unas gafas oscuras especiales para evitar que la luz dañara sus ojos. El ministro de Salud, Jaime Mañalic, lo acompañó finalmente hasta una camilla y fue sometido a un prime análisis médico.

Cantos patrióticos chilenos reciben a los mineros

El segundo en salir fue Mario Sepúlveda, conocido por ser el locutor de los vídeos que recorrieron medio mundo. Con gran humor, saludó a todas las personas y se abrazó efusivamente con su mujer. Después, repartió piedras del fondo de la mina entre los asistentes, incluyendo al presidente Piñera. Después, fuera de formalismos la multitud y él mismo corearon: «Chi-chi-chi-le-le-le Chile». Con los brazos en alto. Juan Illanes Palma, de 52 años, fue el tercero en salir de la oscuridad. Participo en el conflicto del canal del Beagle entre Argentina y Chile en el año 78. Su formación militar le llevó a pensar que podía liderar el grupo cuando se produjo el derrumbe el 5 de agosto. Finalmente quedó relegado y debió someterse al líder y jefe de turno, Luis Urzúa. Juan Illanes celebró su cumpleños a casi seteciento metros bajo tierra el 9 de septiembre, hoy sus primeras palabras fueron: «mucho público. Vengo de un crucero.» Carlos Mamani fue el cuarto rescatado. Anteriormente, los 33 mineros chilenos recibieron entre aplausos y abrazos al brigadista Manuel González, quien tardó poco más de quince minutos en descender desde la superficie en la cápsula. Anteriormente, se realizaron dos viajes de prueba sin pasajeros. El primero alcanzó los sesenta metros, y el segundo llegó hasta los seiscientos metros. Ninguno de los viajes registró incidencia alguna. Conforme sean rescatados, los mineros serán trasladados al Hospital Regional de Copiapó, donde un equipo médico de 16 personas está ya completamente preparado para recibirlos.