Reacción internacional

La Comunidad Internacional condena la revuelta de Ecuador y muestra su apoyo unánime al presidente Rafael Correa

QUITO Actualizado:

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), reunida de urgencia en Washington, aprobó de forma unánime una resolución que respaldaba al «Gobierno constitucional» de Correa y repudiaba «cualquier intento de alterar la institucionalidad democrática».

Nada más conocer la revuelta policial en el país andino, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, advirtió que España «no tolerará ningún tipo o intento de golpe de Estado en Ecuador». Después de comparecer en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, Moratinos subrayó que el Gobierno de Rodríguez Zapatero «condena cualquier intento de derrocar al Gobierno constituido, a la legalidad existente» y que estará «muy encima» de la situación en Ecuador.

Horas después, fue el propio Zapatero quien habló con Rafael Correa, para quien ha pedido "respeto" ya que se trata de una figura elegida democráticamente por los ciudadanos de ese país, han informado a Europa Press fuentes de Moncloa.

Zapatero ha garantizado a Correa que la diplomacia española está y seguirá en contacto con otros países de la región y con capacidad de influencia con el objetivo de que se resuelva "pacíficamente" la actual situación, han añadido las fuentes.

Correa le ha relatado que la situación es "tensa" y que tiene "dificultades" para abandonar el hospital. Ambos han quedado en que mantendrán el contacto en las próximas horas para ver cómo evoluciona la situación.

Entre las reacciones de los países vecinos, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, denunció en Twitter un intento de golpe de Estado en contra de su aliado Rafael Correa y pidió a los pueblos de Unasur (Unión de Naciones Suramericanas) estar «alertas». Más tarde, Chávez anunció una inminente reunión de estos países en Buenos Aires y aseguró que Correa le confirmó por teléfono que se trataba de una intentona golpista. Su homólogo boliviano, Evo Morales, condenó la «vergonzosa conspiración» que afrontaba el país amigo.

Por su parte, Fidel Castro opinó hoy que el intento de golpe de estado en Ecuador "está ya perdido" y que hasta el presidente de EEUU, Barack Obama, y su secretaria de Estado, Hillary Clinton, lo tendrán que condenar. El líder cubano subraya que el presidente Rafael Correa "se muestra firme e indoblegable" y que el pueblo ecuatoriano "está mucho más organizado".

El vicepresidente de Colombia, Angelino Garzón, aseguró que su Administración sólo reconoce «como legítimo al Gobierno que encabeza» el presidente Rafael Correa.

Brasil, Chile y Argentina se sumaron a la condena, y el presidente de Perú, Alan García, ordenó el cierre de las fronteras de su país con Ecuador. Estados Unidos y la Unión Europea llamaron a mantener la legalidad institucional.