INMIGRACIÓN ILEGAL

Túnez no permitirá que la Policía italiana controle sus costas

El ministro de Exteriores italiano se reúne con el titular del Interior en funciones tunecino para insistir en la necesidad de una acción conjunta

EUROPA PRESS
ROMA Actualizado:

Las autoridades del Gobierno de transición de Túnez han advertido de que no permitirán que la Policía italiana despliegue sus fuerzas en la costa tunecina para controlar el flujo de inmigración clandestina hacia Europa, una situación que el ministro italiano del Interior, Roberto Maroni, ha calificado de "emergencia humanitaria".

Las autoridades de transición de Túnez rechazan así "cualquier injerencia en los asuntos internos del país" y la hipótesis presentada por el Ejecutivo italiano de desplegar una unidad de policía en la costa tunecina para controlar la inmigración clandestina, un éxodo migratorio favorecido por las revueltas populares iniciadas en diciembre que lograron derrocar al ex presidente Zine al Abidine Ben Alí y que llega ya a más de dos mil personas.

No obstante, las autoridades de transición han asegurado que "están dispuestas a cooperar" con otros países para hacer frente a la oleada de inmigración clandestina que se dirige hacia Europa, según informa el diario Corriere della Sera.

Encuentro bilateral

Este mismo lunes, el ministro de Exteriores italiano, Franco Frattini, se ha trasladado a Túnez para encontrarse con el ministro del Interior en funciones tunecino, Mohamed Gannouchi, e insistir en la necesidad de una acción conjunta por parte de ambos Gobiernos. Frattini ha asegurado que "hasta ahora" los acuerdos bilaterales para controlar la inmigración "habían funcionado" y ha subrayado la necesidad de recuperar "el mecanismo que hasta hace un mes" había conseguido que la inmigración clandestina fuera "nula".

Frattini ha sostenido que Italia está dispuesta a colaborar con Túnez "a través de un apoyo logístico, equipamiento para las fuerzas de policía e instrumentos navales y terrestres para patrullar la costa tunecina".