elecciones presidenciales

Los observadores internacionales validan los comicios en Haití pese a constatar algunas «irregularidades»

Los observadores piden a los partidos que suministren las pruebas que afirman tener sobre el "fraude masivo" que denunciaron y que se atengan al cauce legal existente

EFE
PUERTO PRÍNCIPE Actualizado:

La misión de observación conjunta de la Organizacion de Estados Americanos (OEA) y la Comunidad del Caribe (CARICOM) que examinó las elecciones celebradas ayer en Haití no considera que las irregularidades constatadas por sus observadores justifiquen la anulación del proceso.

El jefe de la misión, Collin Granderson, ha explicado hoy en Puerto Príncipe que la petición de anulación de las votaciones hecha ayer por doce de los diecinueve candidatos a la Presidencia "fue precipitada y lamentable", pues la ley electoral determina que las interrupciones en las votaciones, una de las irregularidades denunciadas, no son "una razón de interrupción de las elecciones".

Los observadores han pedido a los partidos políticos que suministren al Consejo Electoral Provisional (CEP) las pruebas que afirman tener sobre el "fraude masivo" que denunciaron y que se atengan al cauce legal existente "para garantizar la transparencia y la equidad del proceso". Sobre las denuncias de fraude, el jefe de los observadores ha señalado que los técnicos de la misión han tenido en cuenta "que las cosas no han ocurrido de la misma forma en todas partes".

Quejas sin fundamento

Granderson ha detallado una serie de incidencias constatadas por los equipos de observación desplegados por esta misión por todo el país caribeño y entre ellas ha mencionado que muchos ciudadanos no pudieron votar y muchos otros tuvieron grandes dificultades para encontrar sus nombres en las listas electorales.

Al respecto ha señalado que "cada ciudadano tiene el deber de informarse con tiempo para saber dónde tiene que votar" y ha precisado que en el caso de estas elecciones en particular "hacia falta un esfuerzo suplementario" porque muchos centros de votación donde los ciudadanos habían ejercido este derecho con anterioridad fueron destruidos por el terremoto que azotó al país en enero. El diplomático también ha resaltado el hecho de que en muchas mesas electorales, ante cualquier pequeña dificultad los votantes alegaban que se estaba cometiendo un "fraude masivo".

Granderson, quien también ha reconocido que el procedimiento de voto no siempre fue seguido correctamente en los centros de votación, ha hecho un llamamiento para que la calma se mantenga en el país durante los próximos días y ha pedido a los responsables políticos que lideren los esfuerzos para que así sea. Además, ha anunciado que la misión continuará con la observación del proceso electoral a partir de las operaciones del centro de tabulación de datos, que han comenzado hoy y que, de acuerdo a las previsiones, permitirían conocer los primeros resultados a partir del día 7 de diciembre.