el tiempo

Miles de viajeros siguen bloqueados en los aeropuertos por el temporal de frío en Europa

La nieve y el hielo siguen complicando también el transporte por carretera y ferrocarril en el Reino Unido, Alemania, Francia, Bélgica y Holanda

EFE
MADRID Actualizado:

El temporal de frío que afecta a gran parte de Europa mantiene bloqueados en los aeropuertos a miles de viajeros, mientras la nieve y el hielo siguen complicando también el transporte por carretera y ferrocarril.

Las dificultades en el aeropuerto londinense de Heathrow y en el alemán de Fráncfort alteran el tráfico de aviones en todo el continente. En Heathrow, el aeropuerto de más tráfico de Europa, miles de viajeros pasaron la noche como pudieron en sus distintas terminales y hoy está previsto que sólo salgan cuatro vuelos de corta distancia y tres de larga distancia. Algunos viajeros critican que el Reino Unido se paralice en cuanto cae una nevada y el director de la compañía de vuelos baratos Monarch Airlines, Tim Jeans, ha declarado a la BBC que hay que reconsiderar el conjunto de la infraestructura de transportes de este país, que una vez más no ha estado a la altura de las circunstancias.

Varias compañías ferroviarias británicas informaron de retrasos y cancelaciones mientras que los responsables de la red de carreteras volvieron a advertir a los automovilistas que viajen sólo si es absolutamente necesario después de que muchos de ellos desoyesen anteriores advertencias y se viesen atrapados en las carreteras.

En Alemania hoy ha vuelto a recrudecerse el caos en los transportes al registrarse grandes retrasos y centenares de cancelaciones en los principales aeropuertos del país. El aeródromo de Fráncfort, el de mayor tráfico de la Europa continental, sigue con graves problemas y a primera hora de la mañana Fraport, la empresa gestora, calculó que al menos 302 vuelos de los 1.317 programados para hoy serían cancelados, frente a los 272 y 560 anulados ayer y el viernes, respectivamente. La policía ha asegurado que no se han vuelto a repetir los incidentes violentos que se produjeron ayer en una de las largas colas de pasajeros afectados frente a los puestos de reclamaciones, a pesar de que algunos llevan bloqueados desde el viernes.

Mejora la situación en las carreteras germanas en relación al caos del viernes -cuando se sumaron cientos de kilómetros de retenciones- pero el temporal sigue provocando accidentes, con decenas de heridos de distinta gravedad. Los retrasos son también habituales en los ferrocarriles alemanes, donde la compañía estatal Deutsche Bahn (DB) ha impuesto un límite máximo de velocidad de 200 kilómetros por hora para evitar siniestros y daños en la maquinaria.

Problemas también en Francia, Holanda y Bélgica

En Francia se mantiene la alerta en 37 departamentos del norte y oeste del país a causa de la previsión de nevadas. En el parisiense aeropuerto de Roissy-Charles de Gaulle, el mayor del país, los vuelos acumulan retrasos de hasta una hora y también varios miles de pasajeros se vieron obligados a pasar la noche en sus instalaciones. Las autoridades alertaron de las dificultades de circulación por las carreteras del norte y oeste del país y se registran problemas en los trenes, donde los de alta velocidad no pueden alcanzar su máximo rendimiento a causa de la nieve.

En Bruselas más de 1.500 personas se han visto obligadas a pasar la noche en el aeropuerto internacional de Zaventem, la mayoría por los cierres en otros aeródromos europeos, sobre todo en el Reino Unido y Alemania. Las autoridades recomiendan evitar los transportes por carretera, mientras que los trenes operan con ciertos problemas. Eurostar y Thalys, las líneas de alta velocidad que conectan Bélgica, Holanda, Francia, Alemania y el Reino Unido, prevén para hoy retrasos de entre 30 y 90 minutos.

En Holanda el aeropuerto internacional de Schiphol ha advertido de que hoy continuarán las cancelaciones de decenas de vuelos, y el tráfico por carretera y tren también se ha visto perturbado por la nieve acumulada en algunas zonas del país. Mientras que Italia intenta volver a la normalidad en sus transportes tras el temporal, con la reapertura del aeropuerto de la localidad de Pisa (centro), el último que quedaba cerrado a causa de la nieve caída desde el viernes.

Varias localidades orientales de Hungría registraron en las últimas horas temperaturas de hasta 20 grados bajo cero, pero ya funciona con regularidad el aeropuerto de Budapest. En la República Checa, las bajas temperaturas que alcanzaron los 21 grados centígrados bajo cero en zonas han causado heladas en algunos tramos de la autopista D1, lo que dificulta el tráfico. En la mayor parte de Austria ha dejado de nevar y ha salido el sol, pero las bajas temperaturas y las avalanchas siguen siendo un riesgo.