La policía registra los domicilios de Liliane Bettencourt y del fotógrafo Banier

La mujer más rica de Francia habría hecho regalos a su íntimo amigo por valor de más de 1.000 millones de euros

corresponsal en parís Actualizado:

La brigada financiera de la Policía judicial ha registrado este lunes los domicilios de Liliane Bettencourt y su “amigo íntimo”, François-Marie Banier, en el marco de la instrucción del “fleco” más glamuroso del escándalo.

La millonaria se encontraba en su residencia veraniega, en la Bretaña, en L’Arcouest, cuando los inspectores se presentaron inesperadamente, buscando documentos relacionados con dos historias paralelas y quizá indisociables: el fraude fiscal y el blanqueo de dinero de dudosa procedencia.

Por su parte, el amigo de la millonaria se encontraba en Nueva York, en viaje de “recreo personal”, cuando otro equipo de inspectores llegó a su domicilio, a dos pasos de la iglesia donde fueron bautizados Baudelaire y el Marqués de Sade, buscando documentos relacionados con el “fleco rosa” del escándalo: el rastro de los mil millones de euros que la hija de la millonaria estima que su padre regaló a su “amigo íntimo”... en efectivo, en obras de arte, en propiedades en lejanos paraísos tropicales.