Marruecos califica de «persona non grata» al corresponsal de ABC
Luis de Vega

Marruecos califica de «persona non grata» al corresponsal de ABC

El reino alauí retiró hace dos semanas la acreditación a Luis de Vega

abc
madrid Actualizado:

"Persona non grata". Así califica Marruecos al corresponsal de ABC en ese país, Luis de Vega, en la edición del martes el diario "Al Alam" ("La Bandera") , órgano oficial en lengua árabe del nacionalista Partido Istiqlal (PI), liderado por el primer ministro Abbas el Fassi. El reino alauí inhabilitó el pasado 12 de noviembre a De Vega, el decano de los corresponsales españoles en el país magrebí, por la cobertura que este diario está llevando a cabo del conflicto del Sahara Occidental.

Las autoridades de Marruecos aprovecharon la ocasión para negar las informaciones filtradas hace una semana por el Gobierno español con respecto a la devolución de la acreditación. "Una fuente de alto rango del Ministerio de la Comunicación marroquí desmintió lo que han difundido algunos medios de comunicación españoles sobre que este ministerio ha permitido al corresponsal del diario español ABC reanudar su trabajo en Marruecos de manera provisional", escribía Al Alam en su información, publicada en portada y firmada por Tarek Hayún.

Marruecos exige la entrega física de la credencial del corresponsal de ABC, que se halla fuera del país. Así se lo han hecho saber a Rabat tanto las autoridades españolas como el propio diario. "El ministerio recurrirá al proceso judicial para recuperar esta tarjeta porque no está convencido de los motivos del retraso", añade el diario oficial del Partido Istiqlal.

Campaña de acoso a la prensa española

La retirada de la acreditación al corresponsal de ABC forma parte de una campaña de acoso a la Prensa española por parte del reino de Marruecos especialmente desde el desmantelamiento el pasado 8 de noviembre por Fuerzas de Seguridad de marroquíes de un campamento en el que miles de saharauis reclamaban mejores condiciones de vida a las afueras de El Aaiún, capital del Sahara Occidental.

El Gobierno marroquí hizo público un comunicado a través de la agencia oficial Map el viernes 12 de noviembre en el que anunciaba que Luis de Vega, que llegó a Marruecos en 2002, quedaba inhabilitado como corresponsal. El texto lanzaba graves acusaciones contra el periodista y el diario ABC.