El clérigo radical Abu Bakar Bashir llega a Yakarta tras su arresto. - AFP
GOLPE A AL QAIDA EN ALEMANIA E INDONESIA

Hamburgo cierra la «mezquita del 11-S»

ABC
Actualizado:

MADRID

Las autoridades alemanas cerraron ayer una mezquita en Hamburgo, sospechosa de ser un centro de actividades yihadistas y de mantener vínculos con grupos islamistas en Pakistán y Afgansitán. Las sospechas no son nuevas, ya que la mezquita Taiba, anteriormente conocida como mezquita de Al Quds, fue punto de encuentro de los pilotos suicidas que perpetraron los atentados del 11 de septiembre de 2001, coordinados por el egipcio Mohamed Atta.

El portavoz del Ministerio del Interior de Hamburgo, Ralf Kunz, anunció que unos 20 policías registraron la mezquita a primera hora de la mañana del lunes, e «incautaron ordenadores y otro material informático». Asimismo, se procedió al cierre del centro cultural árabe que alberga en sus dependencias.

«Hemos cerrado la mezquita Taiba porque se animó a los jóvenes a convertirse en fanáticos religiosos. Una supuesta asociación cultural se aprovechó, sin vergüenza alguna, de nuestro Estado democrático de Derecho para reclutar para la “guerra santa”», declaró ayer Christoph Ahlhaus, secretario de interior de Hamburgo.

El edificio, situado en el barrio de St. Georg, llevaba varios meses bajo observación de los servicios secretos y en los últimos tiempos se había registrado una creciente actividad y afluencia a los servicios religiosos de presuntos radicales, especialmente jóvenes alemanes conversos al islam.

Según Manfred Murck, responsable del departamento de Protección de la Constitución —equivalente a los servicios secretos de Interior— la mezquita se había convertido en un «lugar simbólico» para los yihadistas y era utilizado por radicales islámicos como lugar de reunión.

Detención de Bashir

Los servicios de espionaje calculan que en Hamburgo viven unos 45 yihadistas, que se mantienen en contacto con islamistas de Francfurt, Berlín, Bonn y otras ciudades alemanas.

También ayer fue detenido en Indonesia el clérigo radical Abu Bakar Bashir, líder espiritual del brazo de Al Qaida en el sudeste asiático, por su supuesta implicación en actividades terroristas. Bashir está relacionado con el atentado de Bali de 2002, en el que murieron 202 personas.