Temas

Arezzo

La mujer con más poder en la historia de Italia

La mujer con más poder en la historia de Italia

La ministra para la Reformas Constitucionales, brazo derecho de Matteo Renzi, asegura que «olo soy una mujer que trabaja mucho». La Boschi es la protagonista involuntaria de las graves alusiones de un senador contra Renzi

Ángel Gómez Fuentes Comentar
«Sonetos y elegías»

«Sonetos y elegías»

Louise Labé. Edición, introducción, traducción en verso y notas de Aurora Luque. Acantilado. Barcelona 2011. 111 páginas. 14 euros.

MANUEL DE LA FUENTE Comentar

La maldición de Nicolosa

Arezzo, la patria chica del dulce Petrarca, aún esconde secretos sabrosísimos como la casa de Giorgio Vasari

JUAN MANUEL DE PRADA Comentar

En busca de la tercera dimensión

ARTEHilvanar el espacioJuan Olivares, La Gallera (calle Aluders, 7. Valencia). Comisario: Vicente Lucas. Hasta el 15 de noviembre.JAVIER MOLINSVALENCIA. Hacía tiempo que la obra de Juan Olivares

Otra muerte sacude el «calcio»

Otra muerte sacude el «calcio»

¿Por qué? Era la pregunta que ayer desde todos los sectores se hacía Italia después de la muerte de un seguidor del Lazio alcanzado por un disparo de advertencia de la Policía en una estación de

VERÓNICA BECERRIL, CORRESPONSAL. ROMA. Comentar

Italia despelleja a las empresas «invasoras»

Las tribulaciones de Abertis en su intento de fusión con Autostrade forman parte de la típica jungla de trabas y trampas al acecho de las empresas españolas que desembarcan en Italia pensando que

JUAN VICENTE BOO. ROMA Comentar

Cimabue y Giotto vuelven a rivalizar con sus dos excepcionales Crucifijos

Dos obras primerizas de Cimabue y de su discípulo Giotto, que marcan el punto de partida de la pintura moderna, vuelven hoy con todo su esplendor a los emplazamientos originales. El Cristo de Cimabue, realizado en torno a 1265, regresa a Arezzo tras una restauración de cuatro años. El Cristo de Giotto, terminado en 1290, ha requerido 12 años de trabajo para recuperar los colores y majestad originales.<br>

ROMA. Juan Vicente Boo, corresponsal Comentar