La coalición conservadora, clara favorita de las elecciones en Suecia
El primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, visita un centro comercial en Goteborg, Suecia - efe

La coalición conservadora, clara favorita de las elecciones en Suecia

Una segunda victoria consecutiva de la derecha rompería el dominio del partido de la rosa, que ha predominado en el gobierno sueco desde 1917

corresponsal en estocolmo Actualizado:

Las derechas o Moderater: «El único partido de trabajadores», según su divisa electoral, pueden repetir el triunfo del 2006, mientras la Socialdemocracia se encuentra a punto de sufrir la mayor derrota de su historia. Más de siete millones de ciudadanos acuden este domingo a las urnas para elegir a sus 349 representantes en el Riksdag para los próximos cuatro años. Dos bloques dominan la escena política: el Azul, o La Alianza, integrado por Conservadores; Democristianos y Centristas, y el Rojo, coalición rojiverde con Socialdemócratas, Verdes e Izquierdas, antes comunistas.

El Primer ministro Fredrik Reinfeldt se enfrenta a Mona Sahlin, líder del grupo rojiverde. El excelente momento de la economía que vive Suecia, situado recientemente en el segundo lugar del mundo en crecimiento económico, y el cumplimiento de las anteriores promesas electorales de una fuerte reducción de impuestos para sacar a Suecia de la crisis, auguran una fácil victoria para los azules.

Estas elecciones pueden marcar un «antes» y un «después» en la política sueca. De ganar los rojiverdes, una mujer, Mona Sahlin, ocupará por primera vez la Jefatura del Gobierno sueco. Si vence Reinfeldt, el pragmático estadista que unificó el centro derecha, se convertirá en el primer ministro conservador que repite mandato y romperá el dominio del partido de la rosa que ha gobernado Suecia con cortos intervalos desde 1917.

Parece inminente que la extrema derecha, Demócratas Suecos (DS), entre en el Parlamento. De ocurrir esto y, si ninguno de los bloques consigue la mayoría absoluta, se convertirá en un árbitro incómodo de todas las decisiones que se tomen el Hemiciclo. «The Pirate Bay», protector del revolucionario Julian Assange y su Wikileaks, también podría conseguir el 4 por ciento necesario para tener presencia parlamentaria.

Una campaña polémica

Aunque Suecia no contempla la expulsión de los cincuenta mil gitanos que viven en esta nación, sí anuncia que echará del país a todo aquel que, sea de la raza que sea, cometa alguna infracción grave. Por otro lado, el ministro de Educación, Jan Björklund, quiere imponer la prohibición del burka en colegios y universidades, propuesta que ha levantado airadas críticas de la importante comunidad islámica de este reino.