Obama se duele del golpe recibido - REUTERS

Doce puntos de sutura a Obama por un codazo mientras jugaba al baloncesto

Varios miembros de la familia del presidente y su asistente personal hacían deporte a orillas del río Potomac, tras disfrutar la víspera de la tradicional cena de Acción de Gracias

corresponsal en washington Actualizado:

Un informal partido de baloncesto ha terminado con una visita del presidente Obama a la enfermería de la Casa Blanca, donde ha recibido un total de doce puntos de sutura en el labio inferior. Durante el accidentado juego de cinco contra cinco, celebrado en la mañana del viernes con amigos y familiares reunidos en Washington para las típicas celebraciones de Acción de Gracias, el presidente ha recibido un fuerte golpe en la cara.

De acuerdo a las explicaciones facilitadas por la Casa Blanca, un jugador en el equipo contrario del presidente le ha golpeado con el codo "inadvertidamente" en el labio durante el encuentro de baloncesto celebrado en las instalaciones deportivas de una base militar -Fort McNair- a las afueras de Washington.

El involuntario agresor ha sido identificado como Reynaldo Decerega, director de programas para el Instituto del Grupo Hispano en el Congreso. El activista hispano ha emitido un comunicado que no incluye disculpas en los siguientes términos: "Hoy he aprendido que el presidente es un duro competidor pero con buena deportividad. He disfrutado jugando al baloncesto con él esta mañana. Estoy seguro de que volverá de nuevo a la cancha pronto".

El personal médico asignado las 24 horas del día a la Casa Blanca ha realizado la intervención en una pequeña clínica situada en la planta baja de la mansión presidencial. Con la precaución de haber utilizado un hilo más fino de lo normal para realizar un mayor número de puntos de sutura y de esta forma producir la menor cicatriz posible. Durante el procedimiento, Barack Obama ha recibido una dosis de anestésico local.

Junto al golf, el baloncesto es la otra gran afición deportiva del presidente Barack Obama. Aunque durante el arranque de su campaña electoral, el político de Chicago evitó cuidadosamente hacerse fotografías jugando "basket" para no fomentar estereotipos raciales. Y de hecho, el "pool" de Prensa que acompaña en todo momento al presidente no tiene acceso a las escapadas deportivas en las que suelen participar algunos ministros y el asistente personal de Obama, Reggie Love, que jugó baloncesto para Duke University.

En agosto, para celebrar su 49 cumpleaños sin la compañía de su esposa de vacaciones en España, el presidente Obama tuvo oportunidad de jugar baloncesto con una especie de "dream team" de profesionales, desde Magic Johnson a Kobe Bryant pasando por el español Pau Gasol. Pero en aquella ocasión no trascendió ningún percance y los jugadores fueron invitados a una barbacoa en la Casa Blanca.

El pasado febrero, Obama superó con buenos resultados su primer chequeo médico como presidente de Estados Unidos. Los médicos militares que le examinaron indicaron que debía perseverar en sus esfuerzos para dejar de fumar y controlar su dieta para reducir niveles de colesterol. Además se confirmó que ocupante de la Casa Blanca utiliza regularmente un medicamento anti-inflamatorio para aliviar un problema de tendinitis crónica en su rodilla izquierda.