El pastor Terry Jones con el imán de Florida - CORDON PRESS

El pastor protestante suspende la quema de coranes prevista para este 11-S

Canceló su iniciativa a cambio de desplazar la construcción de la mezquita de la Zona Cero, pero ante la negativa, reconsidera retomar la quema

P. RODRÍGUEZ
nueva york Actualizado:

La saga de la hoguera de coranes anunciada por un reverendo de Florida para este sábado -el noveno aniversario de la ofensiva terrorista del 11-S- ha terminado aparentemente con un presunto final tan rocambolesco como su protagonista. Después de entrevistarse con agentes del FBI y recibir una apelación personal del secretario de Defensa, Robert Gates, finalmente el pastor Terry Jones anunció un acuerdo para evitar su incendiaria provocación.

El problema es que la supuesta concesión a cambio de no quemar ejemplares del libro sagrado de los musulmanes -mudar a otro lugar de Nueva York el polémico proyecto de construir un centro islámico a dos manzanas de la Zona Cero- no existe. El imán Feisal Abdul Rauf, que promueve esa cuestionada mezquita, ha negado que exista un acuerdo para encontrar un emplazamiento alternativo.

El reverendo de Florida se ha declarado engañado e incluso dispuesto a reconsiderar su convocatoria para marcar el aniversario del 11-S quemando en público múltiples copias del Corán. Según otro clérigo musulmán de Florida que ha actuado como mediador, el imán Muhammad Musri, lo acordado era solamente un viaje durante este fin de semana a Nueva York para una reunión de Jones con los promotores del centro islámico en el bajo Manhattan.

A la vista de estos planteamientos, el reverendo ha indicado que “ante lo que estamos escuchando ahora, nos vemos forzados a repensar nuestra decisión”. Con la advertencia de que por el momento, “nosotros no estamos cancelando nuestro evento, solamente lo vamos a suspender”. En cualquier caso, durante toda esta odisea con peligrosas repercusiones internacionales, el reverendo de Florida no había vinculado nunca la cuestión de la mezquita de Nueva York con su iniciativa de quemar ejemplares del Corán.

Por su parte, el promotor de la mezquita junto al solar del World Trade Center se ha declarado encantado con la reconsideraciones del del reverendo Jones. Pero según el imán Feisal Abdul Rauf, “nosotros no vamos a jugar con nuestra religión ni con otras, ni vamos a realizar un trueque”. Según el clérigo, “estamos aquí para extender nuestras manos con el fin de construir paz y armonía”.

Presión internacional

Ante la anunciada quema de coranes en Florida, la Interpol había lanzado este jueves una advertencia internacional sobre posibles atentados. Mientras que el Departamento de Estado emitió una alerta de seguridad para los ciudadanos americanos en el extranjero. En las últimas horas, el propio presidente Obama, en declaraciones a la cadena ABC, se había sumado a la larga letanía de suplicas y advertencias para que el pastor Jones, que ahora va armado ante múltiples amenazas de muerte, no cumpliese su ofensiva forma de protesta contra el integrismo islámico.

Según indicó Barack Obama en declaraciones a la cadena ABC, "si me escucha (el reverendo Jones) espero que comprenda que lo que se propone hacer es completamente contrario a nuestros valores como americanos". Con insistencia en que Estados Unidos "es un país construido sobre la noción de libertad y tolerancia religiosa". Además de recordar los peligros adicionales que este acto de provocación supondría para las tropas de Estados Unidos y la baza de propaganda a favor de integristas y Al Qaida.