El Constitucional italiano rechaza convocar un referéndum para reformar la ley electoral
Monti, este jueves minutos antes de su comparecencia en la Cámara de los Diputados - EFE

El Constitucional italiano rechaza convocar un referéndum para reformar la ley electoral

El Alto Tribunal ve «inadmisibles» las propuestas de los organizadores de la consulta, que en diciembre fue autorizada por el Supremo tras recibir más de un millón de firmas

roma Actualizado:

El Tribunal Constitucional italiano ha rechazado este jueves la celebración de un referéndum sobre el cambio del sistema electoral italiano. El Consejo del Constitucional ha dicho «no» a las dos preguntas del referéndum presentadas por el comité organizador de la consulta sobre la ley electoral, es decir, ha rechazado tanto la derogación total de la ley como la de partes de la norma vigente.

El Alto Tribunal ve «inadmisibles» las preguntas presentadas para un posible referéndum para la elección de los diputados y de los senadores de la Cámara de los Diputados y del Senado, según un comunicado. La celebración de un referéndum para cambiar el sistema electoral italiano recibió el 2 de diciembre autorización del Supremo, que recibió 1,2 millones de firmas, y quedaba a la espera de la decisión del Constitucional.

La ley garantiza la mayoría absoluta «a la lista o coalición» más votada

El sistema electoral vigente es el resultado de una ley aprobada en 2005 por el Ejecutivo de Berlusconi. La norma, que se aprobó en tiempo récord (a menos de seis meses de las elecciones celebradas en abril del 2006) y se vio envuelta en no pocas polémicas, fue calificada por el miembro de la Liga Norte y entonces ministro Roberto Calderoli como una «porcata» (una marranada). La ley garantiza «a la lista o coalición» más votada la mayoría absoluta y establece, además, un límite en torno al cuatro por ciento de los votos como límite para la entrada de formaciones en el Parlamento.

«Nuestra batalla no se para»

Las reacciones a la decisión del Constitucional no se han hecho esperar y el líder de Italia de los Valores (IDV), el exmagistrado Antonio Di Pietro, ha asegurado que «Italia se está encaminando lentamente hacia una peligrosa deriva antidemocrática: solo falta el aceite de ricino». Por su parte, el presidente del comité promotor del referéndum, Andrea Morrone, ha dicho que «ésta no es la primera ni será la última iniciativa de referéndum que acaba con la suspensión de la consulta, pero nuestra batalla por un sistema mayoritario y por la democracia en Italia no se parará ahora».

El Parlamento puede abordar la reforma de la ley electoral, aunque no está previsto en la agenda del nuevo Ejecutivo tecnócrata de Mario Monti, centrado en las urgentes reformas económicas y en la «fase dos» de su reforma basada en el crecimiento.