Fachada del Parlamento alemán - AP

Temor de un atentado masivo en el centro de Berlín

El edificio del Reichtag está en el punto de mira de Al Qaeda, según asegura en su edición de la próxima semana «Der Spiegel»

BERLÍN Actualizado:

En lugar de con turistas, un baño de sangre con diputados alemanes: El edificio del Reichstag y los parlamentarios que en él conforman el Bundestag estarían en los planes del mayor atentado preparado contra la República Federal de Alemania, según ha podido averiguar el semanario Spiegel de fuentes de seguridad.

De resultas, todo el perímetro del histórico inmueble del legislativo federal, en el centro de la capital, se encuentra sellado e inaccesible desde hace 48 horas. La alerta terrorista en Berlín y varias ciudades alemanes ha sido elevada a su máximo nivel. El Reichstag, cuya cúpula de cristal es lo más visitado de Berlín, es un gran símbolo histórico de la violencia política en Alemania y un atentado contra el mismo coincidió con el auge de Hitler en 1933.

En la información más concreta anunciada hasta ahora, en un país que se considera un objetivo islamista prioritario, grupos militantes en torno a Al Qaida y el Yihad habrían estado preparando para el próximo mes de febrero una masiva acción terrorista con explosivos, incursión a tiros y toma de rehenes, al estilo del reciente atentado del hotel de Bombay, según precisan las mismas fuentes informativas.

Éstas habrían sido filtradas telefónicamente a la Policía Federal (BKA) por un renegado de la organización yihadista que ha solicitado ayuda para escapar a la trama. Según el informante, la operación debería ser llevada a cabo por un comando de seis personas, de las que dos se encuentran ya en Berlín, desde hace seis u ocho semanas, mientras las otras cuatro esperarían orden de viaje. Se precisa que éstas serían un turco, un alemán, un africano del norte y un desconocido.

El jefe de la policía de Berlín, Matthias Seeger, adelanta a la edición dominical del Frankfurter Allgemeine Zeitung que "el peligro de un atentado en Alemania es más agudo y concreto que lo ha sido nunca". El Spiegel colige de sus informaciones que el plan buscaría "una masacre sangrienta" con "numerosos rehenes" entre los diputados del Bundestag. La fecha prevista sería febrero o marzo.

La propia canciller federal ha reaccionado en páginas del Bild am Sonntag, llamando a sus conciudadanos a no ceder al miedo, no sin asegurar que la policía estaría haciendo "todo lo posible para proteger" a la sociedad. "Queremos vivir libres y sin miedo en Alemania. Ninguna amenaza terrorista nos lo impedirá", agrega Merkel.

Días antes el ministro alemán de Interior, Thomas DeMaizière, anunciaba la existencia de "indicios concretos" de que grupos militantes habrían planeado un atentado en Alemania para este mismo este mes. El ministerio se basa según el Spiegel en un aviso transmitido hace dos semanas a la BKA por sus homólogos estadounidenses del FBI. Ello ha coincidido con la interceptación de un paquete sospechoso en un vuelo de Namibia a Múnich, que resultó ser una prueba de seguridad.

Pero la citada pista revelaría que un grupo chií indio, llamado "Saif" (espada), habría entrado en un pacto con Al Qaeda, comprometiéndose a enviar dos terroristas a Alemania. La ruta exigiría su paso por los Emiratos Árabes, este 22 de noviembre, donde habráin de recibir identidades y documentación previa a su entrada en Alemania, incluyendo un visado para la zona Schengen.

Según el FBI, tras del plan se halla Mushttaq Altaf Bin-Jadri, mientras el traficante de armas Dawood Ibrahim se encontraría a cargo de la logística del viaje. Éste es considerado uno de los autores intelectuales del atentado de noviembre de 2008 en Bombay (India). Pero los medios no dejan de señalar discrepancias entre las fuerzas de seguridad e inteligencia, las primeras (FBI y BKA) más crédulas y seriamente preocupadas, mientras los servicios secretos (BND y BfV) mostrarían cierto escepticismo al respecto. El ministro

De Maiziere habría mencionado a sus ministros regionales la posibilidad de objetivos no sólo en Berlín sino también en Múnich, Fráncfort, Colonia o Hamburgo, ciudad ésta donde se organizó la célula de atentados aéreos del 11 de septiembre en EEUU.