Turquía mantiene a los refugiados sirios en completo aislamiento

Turquía mantiene a los refugiados sirios en completo aislamiento

E. ESPECIAL A HATAY (TURQUÍA) Actualizado:

E. ESPECIAL A HATAY (TURQUÍA)

En Yigityolu, en el límite sur de la provincia de Hatay, una veintena de sirios acaba de cruzar la frontera con Turquía para escapar de la violencia en la localidad de Yisr al Shugur. Pero cuando los reporteros intentan acercarse, tres soldados turcos bloquean el camino. «¿Periodistas? Está prohibido. Tienen que dar la vuelta y marcharse», dicen, de forma educada pero firme. Así que no nos queda otro remedio que emprender el camino de regreso.

El suceso es un ejemplo de la política adoptada por las autoridades turcas: la prohibición absoluta de dirigirse a los refugiados, por motivos no explicados. Tal vez, se pensaba, estaban intentando evitar que el foco mediático se dirigiese a la frontera antes de las elecciones. Pero estas ya han pasado, y las órdenes de aislamiento informativo continúan en vigor.

En la entrada del campo de refugiados de Altinözu, un grupo de turcos charla con sus familiares sirios a través de la valla de protección. «Yo soy turco desde 1934, desde que los franceses dividieron esta región. Pero tengo parientes en todo el norte de Siria», explica a ABC Mustafa, electricista de profesión. Ahora, algunos de ellos han huido a Turquía y permanecen alojados en el campamento, donde, asegura Mustafa, las condiciones son «bastante buenas».

Más de 7.000 sirios se han refugiado ya en Turquía. Muchos otros —se ignora cuántos— prefieren permanecer en la frontera, a la espera de acontecimientos. De acuerdo con algunos testimonios, el ejército sirio habría logrado retomar el control de Yisr al Shugur, y estaría realizando redadas en las aldeas de los alrededores, arrestando a cientos de hombres.