La UE tiende la mano al Reino Unido

El borrador del nuevo tratado rebaja el nivel de integración para intentar que Gran Bretaña no quede excluida

CORRESPONSAL EN BRUSELAS Actualizado:

El último borrador del nuevo tratado para la unión fiscal de la UE tiende un puente al Reino Unido e intenta evitar que este quede al margen del acuerdo. La redacción del nuevo tratado elimina la referencia a una «mayor integración» en el mercado único para los que firmen el pacto. Una forma de rebajar el acuerdo y de evitar que el Reino Unido quede al margen del resto de los socios. Aunque no está nada claro que la rebaja sea suficiente para que el Gobierno británico dé su visto bueno al tratado, tras la batalla dada en la última cumbre. En todo caso, el Parlamento Europeo se opone frontalmente a esta rebaja del tratado, y promete dar guerra.

El borrador, eso sí, mantiene toda su severidad con la necesidad de equilibrar las cuentas y yugular el déficit. El documento sólo permitirá que los países del euro tengan déficit fiscal cuando haya una «grave recesión» u ocurra algún «acontecimiento excepcional», señala Reuters.

Paralelamente a la necesidad de sanear las cuentas, en la UE también se decide en estos días el futuro diseño político de la Unión. Y con ese horizonte, el primer ministro italiano, Mario Monti, se entrevistó ayer con la canciller alemana, Angela Merkel, con la intención de que la eurozona no se convierta en un club dirigido exclusivamente por el eje franco-alemán. Monti y Merkel hicieron exhibición de unidad y euroentusiasmo. La canciller felicitó al primer ministro italiano por las medidas adoptadas por su Gobierno, al tiempo que Monti insistía en que Europa no debe temer que su país se convierta en «fuente de contagio».

La próxima gran cita será la cumbre de Bruselas prevista para el 30. Pero da la casualidad de que ese día está programada una huelga general en Bélgica, por lo que se estudia celebrarla en otra fecha.