Strauss-Kahn declara por sus lazos con una red de proxenetismo
Strauss-Kahn, durante el proceso que se le siguió en Nueva York - pool

Strauss-Kahn declara por sus lazos con una red de proxenetismo

La Justicia de Lille quiere saber si el exdirector del FMI utilizó fondos públicos para pagar sus «veladas libertinas» en un hotel de la ciudad

JUAN PEDRO QUIÑONERO
CORRESPONSAL EN PARÍS Actualizado:

Hoy comienzan en Lille (norte de Francia) los interrogatorios de Dominique Strauss-Kahn (DSK), excandidato socialista a la presidencia de la República, y ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), para intentar esclarecer sus relaciones con una red de prostitución que organizaba «veladas libertinas», en París, Bruselas y Washington, que terminaron «con brutalidad» en algunas ocasiones.

Strauss-Kahn podrá estar detenido provisionalmente en una comisaria de Lille, durante 48 horas, mientras duren los interrogatorios, aunque finalmente podrá quedar en libertad provisional.

El escándalo de la red de prostitución que actuó, durante muchos años, en el otel Carlton de Lille, entre otros hoteles parisinos, belgas y washingtonianos, estalló en el mes de febrero de 2011. Pero la implicación del más brillante de los economistas socialistas franceses no se descubrió hasta el verano pasado, cuando varios proxenetas revelaron la participación de Strauss-Kahn en numerosas «veladas libertinas».

El código penal francés no castiga el recurso a prostitutas ni el «libre comercio sexual» entre adultos que consienten en ello. Por el contrario, los jueces que instruyen el escándalo de la red de prostitutas del Carlton están muy interesados en otros aspectos concretos: ¿qué favores esperaban y pudieron conseguir los proxenetas que ofrecían chicas a Strauss-Kahn? ¿Pagaba el economista las prestaciones recibidas con dinero personal o con los gastos de representación del FMI? ¿En qué consistía la «brutalidad» a la que hacen referencia varias prostitutas que ofrecieron sus servicios a Straus-Kahn..?

¿Quién pagó?

Los jueces que instruyen el escándalo prostibulario de Lille han inculpado a una decena de proxenetas, policías y hombres de negocios del departamento del norte. Todos eran amigos personales de Strauss-Kahn, con quienes celebraron numerosas «veladas libertinas» en Lille, Bruselas, París y Washington. Entre los sms de varios de los acusados se guardaron algunos textos del expresidente del FMI dispuesto a viajar a Madrid, también presentada como una ciudad con una «vida nocturna muy atractiva».

Las declaraciones de prostitutas y proxenetas que frecuentaron a Dominique Strauss-Kahn —que llegó a aceptar recibirlos y ser fotografiado con ellos, en su despacho del FMI— son contradictorias. No está claro quién pagaba las prestaciones del líder socialista, que las prostitutas evalúan de manera concordante: entre 500 y 800 euros por una velada, y entre 1.500 y 2.500 euros por varias veladas más o menos consecutivas.

Las «veladas libertinas» que se celebraban en Lille, en el Carlton y otros hoteles, eran relativamente «baratas». Strauss-Kahn viajaba por cuenta del FMI. Los jueces desean esclarecer la «generosidad» de los proxenetas, ofreciendo chicas al líder socialista más influyente de Francia. Cuando prostitutas y proxenetas viajaban a Washington se hospedaban en un hotel próximo a la Casa Blanca.

Hasta ahora, Dominique Strauss-Kahn ha reconocido que participó en esas veladas, pero niega ningún comportamiento crapuloso, sin poder explicar la «generosidad» de los proxenetas que le ofrecieron chicas, de forma regular, durante varios años.