Portugal vota hoy a un Gobierno dirigido desde Bruselas

Portugal vota hoy a un Gobierno dirigido desde Bruselas

Los últimos sondeos dan como favorito a Coelho, el candidato del centro-derecha

CORRESPONSAL EN LISBOA Actualizado:

La victoria de Pedro Passos Coelho en las elecciones legislativas que se celebran hoy en Portugal se da prácticamente por segura. Los últimos sondeos refuerzan la ventaja del líder conservador frente a los socialistas y todo indica que el centro y la derecha formarán un Gobierno de mayoría parlamentaria. El 36% de la intención de voto es para el PSD y el 11% para el CDS-PP frente al 31% de los socialistas, según la última encuesta realizada por la Universidad Católica.

Más de nueve millones de portugueses están llamados a elegir a los 230 diputados que componen la Asamblea de la República. En un ambiente tenso y de descontento social, con récord histórico de parados —700.000—, los ciudadanos lusos eligen Gobierno aun sabiendo que el programa está decidido por el acuerdo firmado con la UE y el FMI a cambio del rescate de 78.000 millones de euros.

Los portugueses están confundidos sobre el rumbo que necesita su país. El próximo Ejecutivo tendrá un gran desafío por delante: sacarlo de la profunda crisis financiera en la que se encuentra, como explica el economista luso João Cantiga Esteves, director del instituto de estudios económicos ISEG. «Considero importante que este domingo haya un claro cambio de cara al pasado porque estamos en una situación dramática», subraya. «El Gobierno de los últimos seis años falló y dudo que los mismos sean capaces de responder a los grandes desafíos que tenemos por delante. Portugal tiene un serio problema de credibilidad y necesitamos que nuestros socios confíen en nosotros. Creo que el PS, al optar por mantener al mismo candidato, retiró el margen de cambio que necesita el país».

Pero los planes de Pedro Passos Coelho de reducir a diez el número de ministerios preocupan a sectores como el de la cultura, de los más afectados. Según la escritora y directora de la Casa Fernando Pessoa, Inés Pedrosa, «hay partidos que pretenden desvalorizar la cultura, como el PSD. Extinguir el ministerio de Cultura únicamente puede ser una prioridad para quien no tiene ninguna experiencia. Significa deshacer un legado de años. La cultura es, antes que nada, libertad, que es lo que está en juego en estas elecciones».