El Movimiento 20-F marroquí sale a la calle para pedir más reformas al Rey
<a href="http://www.abc.es/fotos/20110619/diario-marroqui-liberation-califico-1401545079458.html">El diario marroquí «Libération» calificó la reforma de «pacto histórico»</a> - AFP

El Movimiento 20-F marroquí sale a la calle para pedir más reformas al Rey

Los manifestantes convocan hoy marchas de protesta para seguir presionando a Mohamed VI

Actualizado:

Los marroquíes que, inspirados por las revoluciones en otros países árabes, presionaron al Rey Mohamed VI para que anunciara avances democráticos no están demasiado contentos. En un discurso que despertó una enorme expectación y concitó el aplauso oficial, el soberano anunció en la noche del viernes las líneas principales de la nueva Constitución, que transfiere ciertas competencias al jefe del Ejecutivo y que no considera ya al rey como una figura «sagrada». Mohamed VI se ha despojado de una parte de sus enormes atribuciones, pero sigue siendo quien gobierna con las prerrogativas que mantiene.

El Movimiento 20 de Febrero, principal ariete de las protestas, considera que el paso dado por el Monarca «no es suficiente» porque sigue teniendo bajo su control la llave del poder. Por eso, lejos de saludar el paso adelante dado por Mohamed VI, mantienen convocadas para hoy nuevas manifestaciones en las principales ciudades. «Saldremos a la calle de forma pacífica», señala Nayib Chauki, «para protestar porque interpretamos que sigue sin haber una separación real de los poderes».

El Rey habló en su alocución al país de una «Monarquía constitucional, democrática y parlamentaria». El modelo resultante, que debería echar a andar tras el referéndum convocado para el 1 de julio, será el que determine si la nueva realidad marroquí se parece a una Monarquía Parlamentaria como la española.

Llamada de Don Juan Carlos

En cualquier caso, el Rey Don Juan Carlos llamó ayer a Mohamed VI para felicitarle por el anuncio, según la agencia oficial marroquí. Otro vecino y aliado, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, también expresó su satisfacción.

«Es una Constitución que está lejos de ser democrática», consideró Mohamed Madani, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Rabat en declaraciones a la agencia France Presse. Su opinión casa con la de otros especialistas consultados. El contraste lo pone la oficialidad del país, que, como era de esperar, cierra filas y saluda la iniciativa del Monarca. Esta será la tónica de la campaña que los partidos políticos llevarán a cabo en los próximos días para el referéndum del 1 de julio, donde apenas se prevén voces discordantes.

La reforma constitucional, aunque obligada por las circunstancias que impone la Primavera Árabe, hubiera sido impensable en los primeros tiempos nada lejanos del reinado de Mohamed VI, que ascendió al trono en 1999. El primer ministro será desde ahora un miembro de la formación más votada nombrado por el Rey, será denominado Presidente del Gobierno y tendrá nuevas tareas, pero seguirá actuando bajo la larga sombra de palacio, que dará el visto bueno a las decisiones fundamentales. El Rey ya no será «sagrado», como recogía el famoso artículo 19, pero seguirá siendo la máxima autoridad religiosa. Continuará, además, siendo el jefe de las Fuerzas Armadas y presidiendo el Consejo de Ministros y el Consejo del Poder Judicial.