Los fondos congelados de Gadafi irán a manos de los rebeldes

Los aliados ponen en marcha un mecanismo de financiación de los insurgentes libios

MARÍA CANDELA
SERVICIO ESPECIAL EN ROMA Actualizado:

El Grupo de Contacto para Libia, compuesto por los países aliados en la intervención armada contra el régimen de Gadafi, aprobó ayer la creación de un Mecanismo Financiero Temporal (TFM, por sus siglas en inglés) con el que proporcionar ayuda económica al Consejo Nacional de Transición del país árabe.

La principal conclusión de la reunión celebrada en Roma y presidida por el primer ministro de Qatar, Jassem bin Jabr Al-Thani, fue la constitucion de este fondo especial, que será financiado en parte con la descongelación parcial de activos del dictador libio, así como con 180 millones de dólares aportados por Kuwait.

El ministro de Exteriores de Italia, Franco Frattini, explicó al término de la cumbre que el nuevo mecanismo financiero contará con medidas que permitirán una «descongelacion parcial de activos libios», bloqueados actualmente en bancos de varios países.

En esta segunda reunión del Grupo de Contacto participaron tambien la ministra española Asuntos Exteriores de España, Trinidad Jiménez, los titulares de Exteriores de Francia y Reino Unido, Alain Juppé y William Hague respectivamente, y la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton.

Clinton aseguró que su gobierno «ha decidido sacar adelante la legislación que permitiría a Estados Unidos desviar una parte de esos bienes propiedad de Muamar Gadafi y del Gobierno libio en Estados Unidos», a fin de «poner tales fondos a disposición del pueblo libio».

La Casa Blanca, junto con el Congreso, espera poder enmendar la legislación estadounidense para emplear parte de los más de 30.000 millones de dólares en bienes congelados al régimen del dirigente libio.

Tal como informo Frattini, el TFM tendrá «una estructura administrativa con presencia de representantes de países árabes y países europeos. Por parte de los países europeos habrá una rotación semestral entre Francia e Italia, seis meses cada uno, dentro de una junta directiva restringida que administrará este instrumento financiero».

Supervisión de la ONU

El mecanismo estará supervisado por el Comité de Sanciones de Naciones Unidas. Segun Al-Thani, «todos sabemos que Libia tiene muchísimos fondos en el extranjero, por lo que no creo que se vaya a tratar de un problema de dinero, sino de cómo gestionarlo».

El Grupo de Contacto dio tambien el visto bueno a la «hoja de ruta» propuesta por el Consejo Nacional de Transición, que asegura que iniciara los preparativos para celebrar elecciones municipales en su territorio bajo la supervisión de la ONU. Frattini indicó que los rebeldes contra el régimen de Gadafi tienen la intención de crear una asamblea nacional de «reconstrucción de Libia», germen de un proceso constitucional democrático.

En el texto de conclusiones, los 22 países participantes se comprometen a «intensificar la presión» sobre Gadafi, pero no recogen la propuesta turca de declarar una tregua en el plazo de una semana.

El Grupo de Contacto, que celebrará su próxima cumbre en Emiratos Árabes Unidos en una fecha aún por determinar, acogió de modo favorable el primer informe de la Fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) sobre los posibles crímenes contra la humanidad cometidos por el régimen de Gadafi.