Enfrentamientos entre saharauis y marroquíes en Dajla

La República Árabe Saharaui Democrática celebra el 35 aniversario de su creación

ABC
RABAT Actualizado:

La ciudad de Dajla, situada en el Sáhara Occidental, ha sido escenario este fin de semana de graves disturbios de los que las autoridades acusan a «elementos pro Polisario», mientras que fuentes saharauis apuntan a que fueron enfrentamientos desencadenados por civiles marroquíes.

La agencia oficial marroquí afirmó que el sábado por la noche un vehículo, con cinco personas en su interior, atropelló de forma intencionada a dos personas, y una de ellas, Hamid Charfi, de 53 años de edad, falleció. El wali (gobernador) de la región de Ued Eddahab, Hamid Chabar, dijo a la agencia de noticias marroquí que han sido 10 el número total de heridos, mientras que asociaciones de derechos humanos saharauis desconocen por el momento la cifra exacta.

Según explicó a Efe un miembro de la Asociación Saharaui de Víctimas de Violaciones Graves (ASVDH), la noche del viernes al sábado civiles marroquíes se dirigieron a los barrios saharauis y comenzaron a atacar las casas, y poco después estallaron los primeros enfrentamientos. Los saharauis salieron a la calle y se agruparon en el barrio de la Mezquita de Dajla, afirmó la fuente, quien agregó que los segundos enfrentamientos comenzaron ya entrada la mañana del sábado, cuando una persona sacó una bandera del Frente Polisario.

La fuente de la ASVDH refirió que una vez finalizados los disturbios, civiles marroquíes y policías volvieron a cargar contra las casas y utilizaron bombonas de butano para incendiarlas. Un total de 31 viviendas y 85 coches fueron destruidos, agregó la ASVDH, que además destacó que ayer un grupo de saharauis ha denunciado lo ocurrido al wali, Hamid Chabar, y en estos momentos siguen agrupados en diferentes barrios de la ciudad, mientras las fuerzas de seguridad mantienen rodeada la zona.

Chabar declaró a la MAP que «elementos separatistas trataron de crear disturbios, al principio sólo entre los jóvenes, para socavar el clima de estabilidad en la región».

Los disturbios de este fin de semana coinciden con el 35 aniversario de la creación de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), fundada el 27 de febrero de 1976, un día después de la retirada oficial de las tropas españolas del Sahara Occidental.

La RASD y los cambios

El presidente de la RASD, Mohamed Abdelaziz, declaró ayer que los «cambios» por los que atraviesa el mundo islámico ponen de manifiesto la «inevitable victoria de la voluntad de los pueblos en la libertad y la emancipación».

Durante el acto, Abdelaziz ha recordado la historia del pueblo saharaui, haciendo especial hincapié en su situación tras la «espantada irresponsable e ilegal» de España, antigua potencia colonial. En este contexto, ha incidido en que «los cambios que hoy vive el mundo no significan otra cosa que la inevitable victoria de los pueblos en la libertad y la emancipación». A su juicio, esta cadena de cambios «no hace más que consolidar la confianza en las opciones nacionales saharauis». Abdelaziz ha lanzado un «llamamiento» a la comunidad internacional para que presionen en favor de la resolución del conflicto, «incluyendo castigos sobre el Gobierno marroquí».