TRAGEDIA A 80 MILLAS DE LAMPEDUSA

250 desaparecidos al hundirse una patera libia

CORRESPONSAL EN ROMA Actualizado:

El viaje de unos 300 inmigrantes, fundamentalmente somalíes y eritreos, se transformó en tragedia: la nave en la que se embarcaron en Libia naufragó a unas 40 millas de Lampedusa, en aguas de Malta.

Medio centenar de inmigrantes pudo salvarse, gracias a dos naves de la Marina italiana. Los supervivientes se encontraban extenuados y sin un hilo de voz, en profundo estado de hipotermia, tras dos noches de viaje. Los testimonios de los supervivientes son dramáticos: «Con nosotros —afirman— viajaban muchas mujeres y niños». Un camerunés, de 29 años, ha confesado que pagó 400 dólares por la travesía: «El barco se volcó —añadió— y muchos cayeron de inmediato al agua, entre ellos mi novia y un amigo». Una fuente de la Marina italiana explica que en la nave, de unos 13 metros de eslora, se abrió una vía de agua y al poco se sumergió. En la zona había borrasca y las condiciones del mar eran prohibitivas, con olas de más de tres metros.

Esta es la tragedia más grave sufrida por los inmigrantes en los últimos meses. Son ya más de 23.000 los inmigrantes llegados a las costas italianas desde principios de año, tras las revueltas del norte de África.

Miles de permisos

Esta tragedia muestra que la inmigración no es solo un problema administrativo, sino sobre todo político y humanitario. Así, el Gobierno italiano aprobará hoy el decreto que concederá un permiso de residencia temporal a los más de 23.000 inmigrantes norteafricanos llegados en los últimos meses a Lampedusa, quedando excluidos quienes tengan antecedentes penales. La inmigración y la guerra de Libia son algunos de los asuntos que analizarán el primer ministro Berlusconi y el presidente Sarkozy, que viajará a Roma el 26 de abril.