El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski
El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski - EFE

Zelenski promete reunificar Ucrania en su toma de posesión como presidente

El cómico anunció la disolución de la Cámara, una decisión que algunos juristas consideran que no puede tomar

Corresponsal en Moscú Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Volodímir Zelenski, que debe su fama a su actividad como cómico, actor y estrella televisiva, tomó ayer posesión del cargo de presidente de Ucrania para los próximos cinco años, justo un mes después de su apabullante victoria en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

En una ceremonia solemne en el hemiciclo de la Rada Suprema (Parlamento), Zelenski, de 41 años, juró el cargo sobre la Constitución y el manuscrito del Evangelio de Peresopnytsia, del siglo XVI, recibió los símbolos del poder presidencial y pronunció un discurso de poco más de 20 minutos durante el que anunció la disolución de la Cámara.

«¡Queridos diputados!, hoy no habrá fiestas, vamos a trabajar. Les pido mucho, que adopten una ley derogando la inmunidad parlamentaria, otra que persigan por lo criminal el enriquecimiento ilícito y también un nuevo código electoral, que esperamos desde hace tiempo, de listas abiertas», dijo el nuevo jefe del Estado ante los legisladores. Les dio dos meses para acometer tales reformas.

«Hagan todo esto para ganar puntos de cara a las elecciones anticipadas» y añadió a continuación «¡Disuelvo la Rada Suprema!», medida discutible, ya que algunos juristas ponen en cuestión que el presidente disponga de prerrogativas para ello en el momento actual.

Fuentes de la Presidencia ucraniana señalaron que el decreto presidencial de disolución de la Rada Suprema y de convocatoria de los comicios será promulgado «tras las consultas con los líderes de los grupos parlamentarios». La semana pasada se produjo la ruptura de la coalición gubernamental que venía dirigiendo el país desde 2014. Las nuevas elecciones, si se llega a un acuerdo con los diferentes partidos, podrían celebrase a finales de julio. El nuevo presidente necesita unas legislativas, ya que su partido no tiene diputados.

En su alocución, Zelenski se puso como meta principal acabar con la guerra en el este del país y lograr la reunificación de Ucrania, recuperando los territorios rebeldes de Donetsk y Lugansk, y Crimea, península que Rusia se anexionó en marzo de 2014. Dejando momentáneamente de utilizar el ucraniano, dijo en lengua rusa que, como condición previa a cualquier diálogo con Rusia, «deberán ser liberados todos nuestros prisioneros», tanto los capturados en Donbass como los encarcelados en Rusia.

A día de hoy, el presidente Vladímir Putin sigue sin felicitar a Zelenski por su victoria en las urnas.