Zapatos cancerígenos en Italia y sofás que provocan alergias en Francia

Actualizado:

Además de la leche y sus derivados, otros productos «made in China» están encontrando problemas en Europa por su mala calidad. Es el caso de unos sofás procedentes de la «fábrica global» que, según la marca francesa de muebles Conforama, pueden provocar alergias por contener sustancias químicas en sus materiales.

Por su parte, en Italia han sido decomisados 1,7 millones de pares de zapatos chinos porque la piel había sido tratada con un tipo de cromo que resulta perjudicial y hasta podría llegar a ser cancerígeno.

Estos escándalos se suman a los que se protagonizaron el año pasado productos chinos como los medicamentos falsificados, la comida para animales adulterada y que mató a muchos perros en los Estados Unidos, y los juguetes de Mattel con exceso de plomo en su pintura y los dentífricos tóxicos.