Conferencia intergubernamental de adhesión UE-Turquía
Conferencia intergubernamental de adhesión UE-Turquía - EFE

La UE y Turquía abren un nuevo capítulo en las negociaciones de adhesión

La apertura del capítulo financiero y presupuestario se produce después de que la UE y Turquía reafirmaran su compromiso de «revitalizar» el proceso de adhesión

BruselasActualizado:

La Unión Europea (UE) y Turquía han abierto hoy un nuevo capítulo en las negociaciones de adhesión, el relativo a las provisiones financieras y presupuestarias, un paso que han acordado todos los Estados miembros del bloque comunitario.

El ministro holandés de Asuntos Exteriores, Bert Koenders, ha explicado en una rueda de prensa tras la duodécima conferencia intergubernamental de adhesión entre la UE y Turquía que se trata del capítulo 33 y de la apertura del décimo sexto capítulo.

La apertura del capítulo financiero y presupuestario se produce después de que la UE y Turquía reafirmaran su compromiso de «revitalizar» el proceso de adhesión, la última vez cuando las dos partes cerraron en marzo el acuerdo para frenar el flujo migratorio, y decidieron adelantar a junio la liberalización de visados y acelerar el proceso de adhesión a la Unión.

«Subrayamos la necesidad de que haya esfuerzos rápidos de reformas, sobre todo en el área del Estado de derecho y derechos fundamentales», ha recalcado el titular holandés en representación de la Presidencia de turno del Consejo de la UE, quien también apuntó al respeto a la libertad de expresión.

De momento un capítulo ha sido provisionalmente cerrado y la apertura de más capítulos «es una responsabilidad común» y « depende también de los esfuerzos de Turquía», subrayó.

El capítulo 33 es uno muy técnico relacionado con el cálculo correcto y la transferencia de la contribución de Turquía al presupuesto de la UE a partir del día de su adhesión.

El comisario europeo de Política de Vecindad y Negociaciones para la Ampliación, Johannes Hahn, señaló que ambas partes pueden «lograr más progreso en este proceso de adhesión al avanzar el trabajo para abrir más capítulos, incluido el relacionado con el Estado de derecho».

La Comisión Europea (CE) está preparando la apertura de cinco nuevos capítulos en el marco de las negociaciones con Turquía.

El ritmo de progreso depende también de los avances que haga Turquía bajo los criterios políticos en general y el Estado de derecho y los derechos fundamentales en particular, recalcó Hahn.

«Esperamos que el nuevo Gobierno turco desee impulsar una serie de reformas integrales, especialmente acerca de la independencia judicial y la libertad de expresión y de medios», señaló.

Sobre esta base, agregó, «estoy convencido de que podremos hacer muy buen progreso más allá de 2016».

En cuanto a la liberalización de visados, Ankara debe realizar mejoras en materia de lucha contra la corrupción, de cooperación judicial penal con la UE, con Europol, de protección de datos personales y la citada modificación de su Ley Antiterrorista.

El ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, ha asegurado que su país «es favorable» a la libertad de expresión, pero mencionó la necesidad de tomar medidas específicas en la lucha antiterrorista.

En ese contexto, dijo que, al igual que en la capital europea no se autorizan símbolos del Estado Islámico, se debería actuar así también con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), una organización que, opinó, «debería ser considerado de igual manera que Daesh».

El titular turco para Asuntos Europeos, Omer Celik, se refirió por su parte a la función que llevan a cabo las fuerzas de seguridad turcas en las fronteras, y aseguró que «al otro lado no hay ninguna autoridad» y que su labor es la de «proteger la democracia».

También justificó la legislación antiterrorista turca y opinó que no se deben tomar medidas «que minarían la lucha contra el terrorismo».

El portavoz comunitario Margaritis Schinas subrayó que las condiciones fijadas por la UE en relación con la liberalización de los visados con Turquía no pretenden reducir la capacidad de ese país de combatir la lucha contra el terrorismo sino al contrario.