El capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, asesinado por sus discrepancias con el régimen
El capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, asesinado por sus discrepancias con el régimen

La viuda del militar asesinado por el chavismo: «Le torturaron, estaba en silla de ruedas, no podía hablar»

Waleska de Acosta, en una entrevista con la periodista Carla Angulo, afirmó que su esposo era un hombre fiel a la Constitución, pero en desacuerdo con el régimen

Actualizado:

El capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo fue asesinado por el régimen de Nicolás Maduro tras ser sometido a fuertes torturas después haber sido detenido, denunció el fin de semana su esposa, Waleska de Acosta, y los dirigentes de la oposición venezolana.

En declaraciones a la periodista Carla Angola, la mujer del militar, asesinado por mostrar su desacuerdo con el chavismo, describió los padecimientos que sufrió su esposo. «Mi esposo siempre fue un hombre luchador, pegado a la Constitución de su país. Pero no estaba de acuerdo con lo que estaba pasando, con el gobierno, y lo mataron», comenzó De Acosta. «Mi marido fue sumamente golpeado, estaba en silla de ruedas, no podía hablar. Lo torturaron mucho. Tanto, que lo mataron», añadió.

«Tengo entendido que le dieron muchos golpes en la cabeza. No resistió las torturas. Lo detuvo el Sebin cuando estaba en una reunión social. Le montaron a golpes en un coche. Después de eso, no tuve más contacto con él», denunció la viuda.

«Mi marido murió como un héroe, no como un asesino, un corrupto o un narcotraficante. Murió queriendo a su país, su patria y sus hijos», concluyó.

El asesinato de Acosta Arévalo fue denunciado por el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, que reaccionó con indignación al suceso: «No hay palabras para describir este abominable hecho. Hemos establecido contacto inmediato con la familia y la comisión de la ONU en Venezuela. He girado instrucciones a embajadores y equipo internacional para elevar denuncia a Gobiernos y especialmente a Alta Comisionada Michelle Bachelet».