El Príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman, junto al presidente Trump en la Casa Blanca
El Príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman, junto al presidente Trump en la Casa Blanca

Trump recibe al Príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman, en la Casa Blanca

Entre los temas en la agenda destaca el acuerdo nuclear con Irán, del que el presidente estadounidense no quiso adelantar si finalmente se retirará

WASHINGTONActualizado:

El presidente estadounidense, Donald Trump, recordó hoy que pronto tomará una decisión sobre si mantiene a Estados Unidos en el acuerdo nuclear con Irán, un tema del que conversó en una reunión con el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman.

«Habrá que volver a evaluar el acuerdo de Irán en un mes. Veremos lo que ocurre», dijo Trump a los periodistas al comienzo de su reunión con el príncipe heredero saudí en la Casa Blanca.

Preguntado por si retirará a Estados Unidos del pacto multilateral firmado en 2015, Trump respondió: «Ya verán lo que hago».

«Irán no ha tratado esa parte del mundo, ni al mundo, de forma adecuada; están pasando muchas cosas malas en Irá», dijo el presidente.

El príncipe heredero saudí confirmó que planeaba hablar con Trump sobre los planes de Estados Unidos respecto al acuerdo nuclear, firmado por Irán y el llamado Grupo 5+1, del que forman parte Estados Unidos Francia, Reino Unido, Rusia y China, más Alemania.

Trump debe decidir cada 120 días, por imperativo legal, si mantiene activo un mecanismo que suspende temporalmente las sanciones a Irán por su programa nuclear en virtud del acuerdo, y ese plazo caduca de nuevo el próximo 12 de mayo.

En enero, Trump dio un ultimátum a sus aliados en Europa para que negocien con él, antes del 12 de mayo, un acuerdo suplementario que corrija los «defectos» de ese pacto multilateral, y aseguró que, de lo contrario, se retirará del acuerdo.

En su reunión con el príncipe Mohamed, Trump elogió las relaciones bilaterales entre Washington y Riad, a cuyas autoridades agradeció sus multimillonarias compras de material militar estadounidense, que dijo, sostienen «más de 40.000 empleos» en Estados Unidos.

Bin Salman es el hombre más poderoso de Arabia Saudí, solo por detrás de su padre, el rey Salman, y ha desarrollado una cercana relación con el yerno y asesor de Trump, Jared Kushner, con el que mantendrá una cena de trabajo durante su visita a Washington.

«Creo que su padre tomó una decisión muy sabia» al designarle como sucesor en la corona, dijo Trump al príncipe heredero, y añadió que «echa de menos» al rey saudí, Salman bin Abdulaziz, quien «vendrá pronto» a Washington