Maduro cambia de idea y acude finalmente a la Asamblea General de la ONU

Trump ha afirmado estar dispuesto a reunirse con el presidente venezolano

WashingtonActualizado:

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha mostrado este miércoles por primera vez su disposición a reunirse con su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, si un encuentro bilateral sirve para «salvar vidas y ayudar a la ciudadanía». La oferta llegó un día después de que la Casa Blanca aprobara una nueva ronda de sanciones al entorno más cercano de Maduro, incluida su mujer, Cilia Flores, y la vicepresidenta, Delcy Rodríguez. «Sí que estoy abierto a esa posibilidad, estoy dispuesto a reunirme con quien sea», dijo Trump a su llegada a la sede de Naciones Unidas, donde esta semana se celebra el plenario de la Asamblea General. «Nos vamos a ocupar de Venezuela. Si (Maduro) está aquí y quiere reunirse, no es algo que tuviera planeado, no lo tenía sobre la mesa, pero si puedo ayudar a la ciudadanía, estoy aquí para eso».

A última hora, Maduro decidió acudir a la Asamblea para intervenir en la noche de ayer (madrugada en España), a pesar de que había negado su asistencia previamente por un supuesto riesgo a su seguridad. A su llegada a EE.UU., Maduro expresó a través de su gabinete su voluntad de verse cara a cara con Trump. No se produce un encuentro bilateral de estas características desde 2015, cuando Maduro se vio con Barack Obama en Panamá.

El año pasado, tras llegar a la Casa Blanca, Trump pidió que sus asesores en materia de relaciones internacionales y defensa le presentaran planes para intervenir militarmente en Venezuela si la crisis humanitaria sigue incontrolada. «No descarto la opción militar en Venezuela», dijo Trump en una comparecencia pública en agosto de 2017. De momento, las medidas de presión de EE.UU. contra el régimen de Maduro han sido únicamente sanciones económicas.

Burlas de Trump

Desde su llegada al poder en 2013, Maduro ha encarcelado a más de 400 opositores políticos, según la organización no gubernamental Foro Penal Venezolano. Cuando la oposición ganó las elecciones de diciembre de 2015, Maduro le recortó poderes a la Asamblea Nacional y creó una cámara legislativa paralela con poderes prácticamente ilimitados y supeditada a sus intereses. La crisis que padece el país no tiene precedentes, con una inflación que supera el 200.000% y la carestía de los bienes más básicos. Más de tres millones de venezolanos han abandonado ya un país de 31 millones de habitantes.

En una reunión bilateral con el presidente colombiano, Iván Duque, Trump dijo que el régimen de Maduro «podría caer muy rápidamente con una acción militar». El presidente de EE.UU. se burló luego de la reacción del ejército venezolano durante un fallido ataque con drones contra Maduro en agosto: «Ya vimos cómo el Ejército se dispersó cuando vieron una bomba volando muy por encima de sus cabezas, ese ejército se retiró. Eso no es algo bueno».