Trump elige al conservador Neil Gorsuch como juez del Tribunal Supremo

El presidente ha pedido a la oposición demócrata en el Senado que piense en el bien del país y apoye a su candidato

Actualizado:

El presidente de EEUU, Donald Trump, eligió hoy al juez Neil Gorsuch para cubrir la vacante en el Tribunal Supremo y apeló al bien del país para pedir a los demócratas en el Senado que apoyen a su candidato, que necesitará al menos ocho votos del partido opositor para ocupar su puesto. «Hoy cumplo otra promesa al pueblo estadounidense al nominar al juez Neil Gorsuch para el Tribunal Supremo», dijo Trump en una declaración a la prensa desde la Casa Blanca.

Gorsuch, de 49 años, es un juez de la Corte de Apelaciones del Décimo Circuito que convenció a Trump por sus «extraordinarios conocimientos legales, su mente brillante y su tremenda disciplina», según aseguró el mandatario.

El candidato de Trump para ocupar ese cargo vitalicio en el Supremo es un sólido conservador que ha defendido la pena de muerte y la libertad religiosa de los individuos por encima de las regulaciones del Gobierno. Aunque nunca ha emitido una sentencia sobre el aborto, Gorsuch sí ha asegurado que no hay ninguna «base constitucional» para poner la libertad a elegir de la madre por encima de la vida del bebé.

«Es un hombre de nuestro país y un hombre al que nuestro país realmente necesita», aseguró Trump. «Mi única esperanza es que los demócratas y los republicanos puedan unirse, por una vez, por el bien del país», añadió.

Para convertirse en el nuevo juez del Tribunal Supremo, Gorsuch necesita lograr en el Senado una mayoría de 60 votos, una barrera que podría tener difícil superar debido a que los republicanos tienen una mayoría de 52 escaños en la Cámara Alta y necesitarían el apoyo de varios demócratas.

Trump defendió que Gorsuch, formado en las prestigiosas universidades de Harvard, Columbia y Oxford, «podría haber tenido cualquier trabajo en cualquier despacho de abogados por cualquier cantidad de dinero, pero lo que quería era ser un juez, tomar decisiones y hacer cumplir las leyes y la Constitución».

Uno de los casos que catapultó a Gorsuch fue cuando falló a favor de la compañía de artesanía Hobby Lobby que demandó al Gobierno para lograr que no fuese obligatorio proporcionar a sus empleados seguros médicos con cobertura de anticonceptivos, como establece la ley sanitaria proclamada en 2010 por el expresidente Barack Obama.

De ser confirmado por el Senado, Gorsuch cubrirá la vacante que dejó en el Supremo el fallecido juez conservador Antonin Scalia, que murió en febrero de 2016.

Para reemplazar a Scalia, uno de los cinco jueces conservadores del alto tribunal, Obama había nominado al juez moderado Merrick Garland, pero la mayoría republicana del Senado se negó a tramitar su confirmación.

«Exhaustivo» debate

El líder de la minoría demócrata en el Senado de Estados Unidos, Charles Schumer, anticipó hoy un «exhaustivo» debate en la Cámara Alta para sopesar la idoneidad del juez Neil Gorsuch. «El juez Neil Gorsuch tiene la responsabilidad de probar que su ideología y opinión legal no son extremas. (...) Dado su récord, tengo serias dudas sobre la habilidad del juez Gorsuch para cumplir con este estándar», dijo Schumer en un comunicado.

El dirigente demócrata acusó a Gorsuch de haber sido hostil hacia los derechos de las mujeres y de haberse alineado con las corporaciones «en contra de los trabajadores», por lo que anticipó un debate «exhaustivo, robusto», sobre su idoneidad para el puesto.

En primera votación, Gorsuch necesitará el apoyo de por lo menos ocho senadores demócratas para ser confirmado.