Un tribunal estadounidense anula la condena al chófer de Bin Laden
Hamda, en una fotografía de archivo - ap

Un tribunal estadounidense anula la condena al chófer de Bin Laden

Hamdan pasó casi siete años en Guantánamo antes de volver a Yemen. Los jueces concluyen que no puede ser sentenciado por actos que, en el momento de su comisión, no eran considerados un crimen de guerra

Actualizado:

Un tribunal de apelaciones estadounidense ha anulado este martes la condena de Salim Ahmed Hamdan, conocido como el chófer del líder de Al Qaida, Osama Bin Laden. Hamdan fue condenado en agosto de 2008 por una de las «comisiones militares» creadas por el expresidente Bush para juzgar a los sospechosos de terrorismo tras los atentados del 11 de septiembre de 2001. Se le consideró culpable de dar apoyo material a actividades terroristas, pero no de dar apoyo material a la red que dirigía Bin Laden, aunque sí reconoció haber sido su conductor. Fue condenado a la pena mínima, cinco años y medio de cárcel, aunque para entonces ya había estado más de seis años preso en la base de Guantánamo.

El tribunal concluye que apoyar actividades terroristas no era un crimen de guerra en el momento en el que se habrían producido los hechos de los que se acusó a Hamdan, entre 1996 y 2001, por lo que el sospechoso no podría ser condenado por los mismos.

Los tres jueces consideran que la acusación no se podía basar de manera retroactiva en una ley americana y que, en su lugar, debería fundamentarse en la legislación internacional que define distintas formas de terrorismo, como el hecho de atentar intencionadamente contra civiles, como un crimen de guerra. «El principal problema aquí es saber si el "apoyo material al terrorismo" es un crimen de guerra a los ojos de las leyes internacionales. La respuesta es no», según el escrito judicial. «No existe una ley internacional que castigue el apoyo material al terrorismo», añade uno de los jueces en el texto.

Presos en situación similar

Las novedades en torno al caso de Hamdan, que fue enviado a Yemen, su país de procedencia, a finales de 2008 para cumplir la última parte de su condena podrían tener consecuencias para otros muchos sospechosos retenidos en Guantánamo y que a los que también se les acusa de dar «apoyo material al terrorismo».

Hamdan fue el primer prisionero de Guantánamo que fue condenado con esa argumentación -«apoyo material a actividades terroristas»- por uno de los polémicos tribunales militares de excepción en 2008. El Gobierno pedía para él 30 años de condena, por los cinco y medio a los que fue sentenciado finalmente.

Entre 1996 y noviembre de 2011, Salim Ahmed Hamdan condujo a Osama Bin Laden o le acompañó a varios campos de entrenamiento de Al Qaida, ruedas de prensa o reuniones, según el escrito de acusación del llamado chófer del líder de Al Qaida. Arrestado en Afganistán a finales de 2001, Hamdan, que está casado y tiene dos hijas, fue llevado a Guantánamo en mayo de 2002. Aseguró haber sido víctima de malos tratos durante su detención en la base estadounidense en Cuba.