Tres muertos en un choque entre el ejército israelí y militantes palestinos
Uno de los milicianos palestinos fallecido durante la emboscada - efe

Tres muertos en un choque entre el ejército israelí y militantes palestinos

Un explosivo colocado cerca de la valla que separa Egipto de Israel explotó al paso de un convoy

corresponsal en jerusalén Actualizado:

Tres personas han muerto el lunes por la mañana durante un enfrentamiento entre soldados israelíes y militantes palestinos cerca de la frontera entre Israel y Egipto, cuando los milicianos, que se infiltraron desde el Sinaí, hicieron explotar una bomba al paso de un vehículo.

Los milicianos palestinos cruzaron desde la Franja de Gaza al Sinaí y desde allí atravesaron la frontera entre Israel y Egipto y colocaron un explosivo cerca de la valla que separa ambos países a la espera de que pasaran vehículos israelíes.

La emboscada se saldó con un civil israelí muerto, que falleció cuando un coche pisó la bomba y cayó por un monte, matando a

Colocaron un explosivo cerca de la valla que separa Egipto de Israel a la espera de que pasaran vehículos israelíes

uno de los obreros que trabajan en la valla de separación entre Israel y Egipto. Dos de los tres infiltrados murieron cuando varios soldados israelíes comenzaron a disparar, mientras que el tercero fue apresado por el ejército israelí.

Ningún grupo se ha atribuido la autoría de lo que los medios israelíes han calificado como «atentado terrorista». Este es el último ataque en la porosa frontera entre Israel y Egipto, que mide alrededor de 200 km y que el gobierno israelí se apresura en cerrar con una monumental valla que abarcará toda la longitud de la frontera.

El Primer Ministro israelí, Benjamín Netanyahu anunció hace poco que la valla estará terminada antes de finales de año para prevenir ataques como el del pasado agosto, en el que murieron ocho motoristas en una emboscada similar.

El ministro de defensa israelí, Ehud Barak, condenó el incidente de esta mañana e hizo alusión directa a la inestabilidad en Egipto desde la caída del ex presidente Hosni Mubarak como la culpable del incremento de las emboscadas desde el Sinaí. «Hay un deterioro en el control que Egipto mantiene sobre el Sinaí y estamos esperando los resultados de las elecciones. Quienquiera que gane, esperamos que asuma la responsabilidad de todos los compromisos internacionales de Egipto, incluyendo el tratado de paz con Israel y la seguridad en el Sinaí», comentó Barak durante una rueda de prensa.