«¡Todo el mundo al suelo!»: Guardias polacos abordan un barco de Greenpeace metralleta en mano

Desde la ONG califican la intervención como «desmedida contra una acción pacífica en defensa del medio ambiente»

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Varios guardias fronterizos, enmascarados y armados con metralletas, han abordado el velero Rainbow Warrior de Greenpeace. De los 18 tripulantes de la embarcación El capitán del barco, de nacionalidad española, y otra activista austriaca fueron detenidos. Los activistas bloqueaban la terminal del puerto polaco de Gdansk para impedir la descarga de carbón, en un país donde este carburante representa casi el 80% de la energía. El barco ha sido expulsado del puerto.

Las cámaras de seguridad del barco muestran unas espectaculares imágenes: los agentes armados rompen una de las ventanas para entrar al puente de mando y gritan «¡Todo el mundo al suelo!» amenazando con armas. Una actuación que desde la ONG califican como «desmedida contra una acción pacífica en defensa del medio ambiente».

Vea el vídeo.