Así es Terminator, el primer helicóptero ruso capaz de volar por debajo de -40°C

El Mi-8AMTSh-VA fue diseñado especialmente para poder aguantar temperaturas extremas en el Ártico

MADRIDActualizado:

Asegurar los intereses en el Ártico. Ese es el objetivo que persigue la Armada rusa con la nueva aeronave presentada al mundo esta semana: su primer helicóptero Mi-8AMTSh-VA Terminator, adaptado para poder realizar operaciones a temperaturas por debajo de -40º.

La información ha sido hecha pública por el gabinete de prensa del fabricante Helicópteros de Rusia, y recogidas por la agencia TASS, a raíz de la ceremonia de entrega que tuvo lugar esta semana en la planta de Ulán-Udé, al este de Siberia. La planta sigue produciendo más helicópteros de este modelo «en cumplimiento del encargo estatal, para fortalecer la capacidad de defensa y asegurar los intereses de nuestro país en el Ártico», señaló.

El Terminartor es una evolución del helicóptero Mi-8AMTSh-VA, del que ya habían fabricado «varios aparatos» para las Fuerzas Aeroespaciales. La diferencia es que la nueva aeronave ha sido diseñada para ser utilizada en temperaturas extremas. Está equipada con misiles guiados similares a los del helicóptero Mi-24, para hacer frente a blancos blindados y móviles, aunque también tienen capacidad para realizar combates aéreos con misiles aire-aire contra aviones, helicópteros y aeronaves no tripuladas.

El fuselaje de este helicóptero está fuertemente blindado para defenderse de posibles ofensivas del enemigo, ya que una de sus principales funciones es el transporte de carga y soldados.

Terminator incluye un radar meteorológico, sistemas de navegación por satélite, aparatos radioelectrónicos e instrumentos infrarrojos, así como dispositivos de visibilidad nocturna para los pilotos.

5.500 unidades de equipo militar

El presidente Vladimir Putin anunciaba el 16 de noviembre que las Fuerzas Armadas rusas han incorporado este año, además, 5.500 unidades de equipo militar, 130 nuevos aviones y helicópteros, un submarino multiusos y 310 tanques desde que comenzó el año, cuenta « RT».

Según Putin, su plan de suministro para 2016 está completado al 70%, y ha anunciado que antes de que acabe este año, con el objetivo de que antes de que acabe el año, más de la mitad de las armas y equipos de los que dispongan las Fuerzas Armadas sean nuevos. «La proporción de este tipo de armas, es decir, armas y equipos modernos, en el Ejército y la Marina está creciendo de manera constante, y para el final del año debe superar el 50%», detalló el mandatario ruso.