Imagen de la retirada de los combatientes opositores de Homs
Imagen de la retirada de los combatientes opositores de Homs - REUTERS
Siria

Termina la evacuación de combatientes opositores de la ciudad siria de Homs por el acuerdo con Assad

El pacto logrado en Al Waer es similar al alcanzado en mayo de 2014 entre las autoridades y los insurgentes, por el que los rebeldes se retiraron del casco antiguo de Homs, a cambio de la liberación de 70 prisioneros capturados

Actualizado:

La salida de combatientes armados y de civiles del barrio de Al Waer, el último en manos rebeldes de la ciudad siria de Homs, ha terminado este miércoles con la evacuación de 739 personas, ha dicho el gobernador provincial Talal al Barazi.

Durante esta jornada abandonaron la zona cien milicianos desarmados y 172 pertrechados con armas ligeras, 447 mujeres y menores y veinte heridos, que fueron trasladados en ambulancias de la Media Luna Roja Siria, detalló el gobernador por teléfono.

Con esta medida, termina la primera etapa de la aplicación del acuerdo alcanzado la semana pasada entre las autoridades sirias y las facciones opositoras que quedan en Al Waer, ubicado en el noroeste de Homs.

Durante el día de hoy, salieron de ese distrito combatientes del Frente al Nusra, filial siria de Al Qaida, y de grupos simpatizantes de la organización terrorista Estado Islámico (EI), que no aceptan el alto el fuego acordado por ambas partes en Al Waer.

Los evacuados se han dirigido en varios autobuses a áreas bajo control rebelde en el norte del país, en las provincias de Hama e Idleb, apuntó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Al Barazi adelantó que «en seis semanas comenzará la segunda etapa prevista en el pacto, por el que se regularizará ante las autoridades la situación de los hombres armados que aceptan la tregua y que han decidido permanecer en el barrio».

«Se espera que sean unos mil» apuntó el gobernador, que agregó que a partir de la próxima semana se permitirá la entrada de civiles a Al Waer, que antes del conflicto tenía unos 70.000 habitantes y que ha sufrido un asedio de tres años.

El pacto logrado en Al Waer es similar al alcanzado en mayo de 2014 entre las autoridades y los insurgentes, por el que los rebeldes se retiraron del casco antiguo de Homs, a cambio de la liberación de 70 prisioneros capturados por los opositores en las provincias de Latakia (oeste) y Alepo (norte).

Homs, que recibió el sobrenombre de la «capital de la revolución» tras el inicio de las protestas contra el régimen de Bashar al Asad en marzo de 2011, fue en los primeros tres años de la guerra una de las poblaciones sirias más castigadas por los enfrentamientos y los bombardeos.