El temporal se ha cobrado ya cerca de 67 muertos en Europa

El ministro del Interior francés declaró que en Francia los fallecidos pueden situarse entre los 45 y los 50,a las que hay que sumar otras cuatro en Alemania, tres en España, una en Portugal y otra en Bélgica

RAMIRO VILLAPADIERNA / EFE | BERLÍN / PARÍS
Actualizado:

El temporal Xynthia, procedente del Atlántico y con vientos huracanados, ha causado este fin de semana cerca de 67 de muertos, tan sólo en Francia han perdido la vida 47 personas, elevados daños materiales, la cancelación de numerosos vuelos y cortes de carreteras.

El ministro del Interior francés, Brice Hortefeux, declaró que el número de muertos puede situarse entre los 45 y los 50 por el temporal, uno de los más violentos de los últimos años.

Con una trayectoria de suroeste a noroeste de Europa el temporal ha causado otras cuatro muertes en Alemania, tres en España, una en Portugal y otra en Bélgica, ha dejado sin suministro eléctrico a cientos de miles de hogares y ha provocado retrasos en el servicio de ferrocarriles.

Sin embargo, el país que más ha sufrido las consecuencias del temporal Xynthia es Francia, cuya costa atlántica ha sido barrida en la última horas por la tormenta. A estos habría que sumar las tres víctimas de ayer en España -una mujer de 83 años en Galicia y dos personas en Castilla y León que viajaban en un coche y chocaron contra un árbol tumbado en la carretera por los fuerters vientos-, dos más en Alemania y una última en Portugal.

En Francia, la Seguridad Civil informó de que sólo en el departamento de Vendée -uno de los cuatro de la costa occidental que había estado en máxima alerta por la llegada de la borrasca- han fallecido al menos 29 personas como consecuencia de las lluvias e inundaciones que provocó el temporal que afectó a la fachada atlántica del país.

Otras cinco personas que acompañaban a algunos de esos fallecidos continúan desaparecidas en la zona, precisaron fuentes de la seguridad civil a primera hora de la tarde, que añadieron al último otros dos fallecidos en el departamento de Loira-Atlántico.

En el departamento de Charente-Maritime fallecieron, como consecuencia del temporal, otras cinco personas -cuatro ancianos y un menor de diez años-, según los últimos datos oficiales.

También se han registrado otros cuatro fallecimientos en sucesos provocados por del impacto de objetos arrastrados por el fuerte viento y por la inhalación de gases tóxicos de un generador eléctrico que una pareja conectó al quedarse sin energía.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, emitió un comunicado oficial en el que pidió al Gobierno que actúe «sin esperar» para que las medidas de ayuda a las poblaciones afectadas puedan llegar lo antes posible.

El Ejecutivo que preside el primer ministro, François Fillon, se reunirá esta misma tarde para abordar la situación creada por el paso del temporal.

Siguen en alerta naranja, el segundo nivel de emergencia, un total de 14 departamentos franceses, que aún sufren las consecuencias de las lluvias y fuertes vientos provocados por la borrasca.

El servicio meteorológico francés informó de que la tempestad comenzó a abandonar el territorio galo por el norte del país, pero que aún hay peligro de crecidas de los ríos en varios departamentos del oeste, especialmente en Bretaña.

Los responsables de la red de distribución de la compañía Electricité de France (EDF) informaron de que alrededor de un millón de hogares de Bretaña, Limousin, Centro y Auvernia seguían sin electricidad como consecuencia del paso del temporal.

En París, la compañía aérea Air France anunció la suspensión de 70 de sus cerca 700 aterrizajes y despegues previstos desde y hacia el aeropuerto de Roissy-Charles de Gaulle, al norte de la capital.

En cuanto a las comunicaciones ferroviarias, la compañía nacional de ferrocarriles, SNCF, informó de que se prevén retrasos en los enlaces París-Burdeos, París-Toulouse, París-Limoges y en las líneas de alta velocidad que conectan con París, Lille, Estrasburgo, Montpellier y Marsella.