El padre de un niño ahorcado por los talibanes: «No os daré el coche aunque matéis a toda mi familia»
Los talibanes siguen golpeando en Afganistán - ap

El padre de un niño ahorcado por los talibanes: «No os daré el coche aunque matéis a toda mi familia»

Los terroristas habían secuestrado al niño seis días antes y decidieron ahorcarlo cuando su padre se negó a incorporarse a la insurgencia

HELMAND Actualizado:

El agente de policía afgano cuyo hijo, de ocho años de edad, ha sido ahorcado por los talibán se negó a darles a los insurgentes su vehículo oficial a cambio de la liberación del niño, según ha reconocido él mismo.

«Estaba arreglando mi coche en el taller cuando el secuestrador me llamó tres veces y me solicitó que les llevara el coche de policía. Le dije que no», ha explicado a Reuters el agente de Policía Mohammad Dawood.

«Me advirtieron de que si no les llevaba el coche, matarían a mi hijo. Yo les dije: aunque matéis a toda mi familia, no os daré el coche de policía», ha indicado Dawood, que fue informado entonces de su hijo había sido ahorcado.

Los talibanes le informaron el viernes del lugar en el que encontraría el cuerpo de su hijo mayor, Ibrahim. Habían secuestrado al niño seis días antes y decidieron ahorcarlo cuando su padre se negó a incorporarse a la insurgencia, según ha explicado el jefe de la policía en el distrito de Gereshk, el coronel Saifurahman Rashidi, jefe del propio Dawood.

Los secuestradores consiguieron raptar al menor al introducirle en un coche bajo la excusa de que su padre había sufrido un accidente. Los talibanes se han responsabilizado del ahorcamiento del niño mediante un mensaje de texto enviado desde un teléfono que habitualmente utiliza un portavoz del grupo integrista.

El presidente afgano, Hamid Karzai, ha condenado el ahorcamiento y ha asegurado que ha sido «un crimen brutal y cobarde que no es aceptable en ninguna religión o cultura».