El funeral de Alan García en Lima
El funeral de Alan García en Lima - Reuters

El suicidio de García tensa la investigación de Odebrecht en Perú

Políticos del partido del expresidente culpan a fiscales y Vizcarra de su muerte

Corresponsal en LimaActualizado:

El suicidio del expresidente de Perú Alan García marca un punto de inflexión en las investigaciones del caso Lavajato, porque los políticos han encontrado un filón para críticar el trabajo del equipo de fiscales que investigan a los expresidentes.

Desde que se confirmó que el ex jefe de Estado (1985-90 y 2001-2006) murió tras dispararse para evitar ser detenido, los políticos del partido aprista (que dirigió García), Fuerza Popular (que preside desde la cárcel Keiko Fujimori) y del partido del expresidente Pedro Pablo Kuczynski responsabilizaron al presidente, Martin Vizcarra, y a los fiscales.

La Fiscalía de Control Interno anunció una investigación de oficio al equipo de fiscales del caso Lavajato por la orden de detención, el allanamiento de la casa de García y el suicidio del exmandatario. El jefe del equipo, Rafael Vela, rechazó la investigación, que no precisa las faltas cometidas en la intervención a García.

Los gritos de «Vizcarra asesino», «José Domingo asesino» y «Gorriti asesino» fueron repetidos por los apristas en la noche del miércoles en el velorio de García en la Casa del Pueblo, sede del partido aprista en Lima.

«La decisión que ha tomado (García) es una decisión de dignidad y honor, no permitiendo que quien ha sido ungido dos veces por el pueblo del Perú como su presidente, no sea humillado y vejado por quienes quieren utilizarlo como un trofeo de carácter político», refirió el congresista aprista, Mauricio Mulder. La exministra de Educación del gobierno aprista, Mercedes Cabanillas, refirió: «El pueblo aprista esta dolido. Hasta el último momento ha habido maltrato a García. No se garantizó su vida al momento de ser detenido».

Mientras, el ex primer ministro Jorge del Castillo denunció «una posición de abuso del derecho» por el equipo de fiscales del caso Lavajato. «Hay un protagonismo exacerbado. Lo que se pretendía es, sin ninguna prueba objetiva, ordenar su detención de 10 días. En ese tiempo se iba a producir la declaración de Barata -exresponsable de Odebrecht en Perú- y, en el supuesto de que diga algo, los fiscales alucinaban que ya lo tenían en sus manos para pasarlo a prisión preventiva. Muy mal».

Funeral sin honores

El congresista de Fuerza Popular, Hector Becerril dijo: «Los grandes responsables de la muerte de Alan García Pérez: Gorriti y sus fiscales obsecuentes quienes hacen una persecución selectiva implacable contra FP y el APRA. José Graña y su concentración de medios quienes sirven de caja de resonancia a esta brutal cacería». La familia de Alan García rechazó los honores fúnebres que le corresponden como exmandatario, reflejando así su malestar con el gobierno de Vizcarra, a quien responsabilizan de encabezar la persecución judicial contra él. Al funeral acudieron miles de personas.