Los padres de Melania Trump, Víctory Amalija Knavs
Los padres de Melania Trump, Víctory Amalija Knavs - EFE

Los suegros de Donald Trump obtienen la ciudadanía estadounidense

Víctory Amalija Knavs son ciudadanos norteamericanos gracias a la denominada «migración en cadena» que tanto ha criticado el mandatario americano

Actualizado:

Los suegro de Donald Trump son oficialmente ciudadanos estadounidenses, después de que obtuvieran la nacionalidad gracias a la denominada «migración en cadena» contra la cual se ha pronunciado el presidente Trump por considerarla un subterfugio para la entrada masiva de personas en el país norteamericano.

«La migración en cadena debe terminar ya. Algunas personas entran y se traen a toda su familia con ellos. ¡No se puede aceptar!, proclamó Trump en Twitter en noviembre de 2017, en el marco de sus encendidos discursos contra la llegada de extranjeros a Estados Unidos.

Víctor y Amalija Knavs, originarios de Eslovenia, prestaron juramento para obtener la ciudadanía en una ceremonia privada en Nueva York.

El estado migratorio de los padres de la primera dama estadounidense había cobrado relevancia en febrero cuando su abogado confirmó que poseían la residencia legal permanente (green card). Pero Wildes no precisó cómo lo habían conseguido ni el momento de la obtención de las tarjetas de residencia.

El abogado migratorio de la pareja, Michael Wildes, fue preguntado por el diario The New York Times si habían obtenido la ciudadanía por la criticada «migración en cadena» por su yerno y Wildes respondió con un «supongo». Las leyes de privacidad de Estados Unidos impiden conocer los detalles del caso si no los revelan las personas directamente interesadas.

Wilds, no obstante, ha intentado quitar importancia al asunto y ha pedido no criticar «una piedra angular del proceso migratorio en lo que se refiere a la reunificación familiar». En este sentido, ha explicado que los padres de Melania Trump primero recibieron la «tarjeta verde» que les autorizaba la residencia -avalados por su hija- y, a continuación, iniciaron los trámites para lograr la ciudadanía.

Ciudadanía por parentesco

Paradójicamente, el camino por los que los Knavs han conseguido la residencia es el que el presidente Trump critica y quiere restringir.

La legislación estadounidense permite a determinados extranjeros familiares de ciudadanos norteamericanos obtener su propia «green card» por el parentesco. Una de las categorías que se contempla es para padres extranjeros de un ciudadano estadounidense que tiene cumplidos los 21 años de edad, como es el caso de Melania Trump

La portavoz de la primera dama, Stephanie Grisham, ha rehusado comentar el caso al tratarse de personas ajenas a la Administración y ha remitido cualquier duda sobre tema migratorios a la Casa Blanca, que por ahora ha optado por guardar silencio.

Melania Trump entró en Estados Unidos en 2001 gracias a un visado especial Einstein para «personas con una habilidad extraordinaria», por su trabajo como modelo. Obtuvo la nacionalidad en 2006, al año siguiente de contraer matrimonio con quien ahora es presidente de Estados Unidos.

Otros mecanismos

Existen otras formas de obtener la ciudadania norteamericana como que un empresario les haya patrocinado la visa, y otro que hayan llegado como refugiados políticos o amparados por otros programas humanitarios.

Pero esos casos parecen menos probables. Viktor y Amalija Knavs, de 73 y 71 años respectivamente, están jubilados según medios estadounidenses y nunca se informó que precisaran de refugio.

Si las políticas migratorias planteadas por Trump entuvieran en vigor, sus suegros no hubieran podido obtener la ciudadanía estadounidense.