Estado en que quedó el vehículo en que viajaba Oswaldo Payá (en el recuadro) el día en que murió
Estado en que quedó el vehículo en que viajaba Oswaldo Payá (en el recuadro) el día en que murió - AFP / Montaje ABC

Los sucesores de Oswaldo Payá piden a Bachelet una investigación a los siete años de su muerte

El líder de Unpacu, José Daniel Ferrer, insiste en que las circunstancias indican que fue asesinado

Corresponsal en La HabanaActualizado:

A siete años de la muerte de Oswaldo Payá Sardiñas, fundador y líder del Movimiento Cristiano de Liberación (MCL), y de Harold Cepero, el régimen cubano insiste en declarar que los hechos ocurrieron como resultado de un accidente automovilístico.

Los relatos de testigos y protagonistas corroboraron que el 22 de julio de 2012 el coche modelo Hyundai, alquilado a una agencia de turismo, que conducía el joven político español Ángel Carromero y donde viajaban Oswaldo Payá, Harold Cepero y el ciudadano sueco Jens Aron Modig, fue embestido por otro vehículo, causando la muerte de Payá y de Cepero.

Tanto su viuda, Ofelia Acevedo, como su hija, Rosa María Payá Acevedo, han sostenido que no existió un accidente «sino que se trató de un asesinato premeditado y orquestado por la Seguridad del Estado».

En 2015 la organización Human Rights Foundation dio a conocer el informe jurídico «El caso de Oswaldo Payá», que analizó a fondo las evidencias disponibles que apuntarían a un incidente provocado y no a un accidente. Este mismo informe señalaría que el esclarecimiento de los hechos «ha sido activamente impedido por el Estado» cubano.

«A través de numerosas violaciones de las normas básicas del debido proceso que están orientadas hacia la búsqueda de la verdad sobre hechos en controversia, han impedido de manera deliberada este esclarecimiento», señalaría el informe.

Oswaldo Payá fue galardonado en 2002 con el Premio Sájarov y su libro «La noche no será eterna» se cataloga como un legado para quienes luchan desde la oposición en la isla.

Una declaración conjunta del doctor Eduardo Cardet, actual líder del MCL y Carlos Payá, representante en España, puntualiza que «el Movimiento Cristiano Liberación es en sí mismo el legado de Oswaldo Payá. Nuestra forma de actuar, nuestro propósito de conseguir un cambio pacífico hacia la democracia en Cuba se mantiene con la misma fuerza y estilo con el que Oswaldo lo predicó. A pesar de que el régimen responde con la represión y hasta con el encarcelamiento del propio Cardet, continuaremos con la tarea que inició Oswaldo».

Detención de Eduardo Cardet

El 30 de noviembre de 2016 el doctor Eduardo Cardet fue detenido violentamente frente a su domicilio en Velasco, en la oriental provincia de Holguín, siendo acusado de alterar el orden público y resistencia al arresto, pero el MCL denunciaría que se trató de una represalia por las críticas de Cardet al legado del dictador Fidel Castro, fallecido cinco días antes.

Condenado a tres años de cárcel, el doctor Cardet fue puesto en libertad condicional el pasado mes de mayo.

«Por otra parte, siete años después del asesinato de Oswaldo Payá y de Harold Cepero, seguiremos insistiendo, como hemos hecho desde el momento de su muerte, en una investigación independiente que aclare esos hechos, a pesar de que, por intereses o complicidad, la comunidad internacional y en especial el Gobierno de España dio por buena la versión del régimen», señala la declaración conjunta.

En estos momentos está en marcha, ya sea online desde el exterior e incluso manualmente dentro de Cuba, la recogida de firmas dirigida a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, para que inicie esa investigación.

Con el liderazgo de Eduardo Cardet, elegido en 2014 sucesor de Oswaldo Payá como coordinador nacional, el MCL continúa «promoviendo iniciativas para un verdadero cambio, abiertas a la participación de todo el pueblo cubano y que incluso, como es el caso de la propuesta de reforma de la Ley Electoral “Un cubano, un voto”, hemos entregado directamente a muchos diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular».

A través de su web oficial, la revista «Somos liberación» y las redes sociales, el MCL promueve su mensaje, «aunque con grandes dificultades y sin ningún tipo de recursos, trabajando puerta a puerta, dentro de Cuba y directamente con los ciudadanos».

Para el opositor político y líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), José Daniel Ferrer, «las circunstancias en que murieron Oswaldo y Harold Cepero y las declaraciones de Ángel Carromero, más el temor que se veía en el sueco que les acompañaba, indican que fueron asesinados por la tiranía».

Las declaraciones del opositor recuerdan a Payá como «un hombre dedicado por completo a la lucha por la libertad, la democracia y el respeto a los derechos humanos. El régimen lo odiaba y sabía que encarcelarlo o atentar abiertamente contra él, tendría un costo políticamente alto, por eso buscaban siempre con eliminarle de manera tal que pudiesen encubrirlo como accidente», asegura Ferrer.

«En este séptimo aniversario de la muerte de ambos, no solamente recordamos con respeto y admiración, también continuamos exigiendo junto a su hija, Rosa María Payá, y su familia toda y sus hermanos del MCL, una investigación internacional para esclarecer los hechos», concluye Ferrer.