Un submarino nuclear francés comienza a buscar las cajas negras del Airbus

Brasil halla otros 13 cuerpos, mientras que otros 16 ya se encuentran a la espera de su identificación

EFE |
RÍO DE JANEIROActualizado:

El submarino nuclear francés 'Emeraude' (Esmeralda) ha llegado a la zona donde el pasado 1 de junio desapareció el Airbus 330-200 de Air France con 228 pasajeros a bordo e inicia hoy las labores de búsqueda de las cajas negras del aparato siniestrado, según ha indicado el portavoz del Estado Mayor del Ejército francés, Christophe Prazuck.

El submarino cubrirá diariamente un área de unas 20 millas naúticas cuadradas, unos 35 kilómetros cuadrados, y cambiará de zona todos los días. A finales de esta semana su labor será reforzada por otros medios enviados por Brasil y medios civiles de la Oficina de Investigaciones y Análisis (BEA, según sus siglas en francés), el organismo encargado de la investigación del siniestro.

La misión del 'Emeraude' será localizar gracias al sónar el lugar en el que pueden hallarse las cajas negras, que emiten durante 30 días una señal acústica. Si finalmente esa señal es percibida será entonces el batiscafo 'Nautile', que se usó para sellar las grietas del petrolero 'Prestige', quien intente recuperar las últimas grabaciones de los pilotos antes de que el avión desapareciera en el Atlántico.

La Marina de Brasil ha recuperado otros 13 cadáveres del mar, con lo que asciende a 41 el total de víctimas sacadas de las aguas del Atlántico. En total, 16 cadáveres han sido trasladados a tierra y otros 25 están camino del archipiélago brasileño Fernando de Noronha, según han informado portavoces militares brasileños en una rueda de prensa en la ciudad de Recife. Los nuevos cuerpos hallados han sido depositados en las cámaras frigoríficas de la fragata Bosisio, que ha puesto proa hacia Fernando de Noronha, donde el Ejército brasileño ha instalado equipos para hacer las primeras tareas de identificación y tratamiento de los cadáveres.

Los primeros 16 cuerpos, que llegaron ayer al archipiélago en dos helicópteros, todavía permanecen en la base insular y serán trasladados a Recife, previsiblemente esta tarde. Desde allí serán conducidos al Instituto de Medicina Legal, institución encargada de completar las tareas de identificación. "El trabajo pericial en Fernando de Noronha está bastante demorado", ha señalado el teniente coronel Ramón Borges Cardoso, director general del Departamento de Control del Espacio Aéreo de Brasil.

Cardoso ha asegurado que han sido recuperados todos los cadáveres avistados por los aviones que peinan la zona del accidente, puesto que los cinco navíos brasileños y los dos franceses están en el área del siniestro. "Los navíos estaban antes en aguas un poco distantes y demoraban en llegar al punto (del hallazgo de restos). Ahora están concentrados y tienen condiciones de llegar hasta los cuerpos avistados", ha señalado el teniente coronel para explicar la rapidez con la que se han recuperado cadáveres entre el sábado y hoy, después de seis días de búsquedas infructuosas. El responsable militar ha dicho que las búsquedas se moverán mañana hacia el norte de la supuesta posición de caída del avión, "ya en área de responsabilidad (del control aéreo) de Dakar (Senegal)", debido a las corrientes marinas que pueden haber arrastrado los cuerpos y restos de la aeronave hacia esa zona.

De vuelta a tierra

Los restos que se han encontrado están siendo rescatados por navíos franceses y brasileños, que posteriormente los depositan en fragatas de la Marina de Brasil, encargadas de su transporte hasta las inmediaciones de Fernando de Noronha. La fragata Constitución, que ha transportado el primer grupo de cadáveres, los ha entregado, todavía en alta mar, a dos helicópteros, un Black Hawk y un Super Puma, que ha concluido el traslado de los restos hasta la base insular.

Las búsquedas de los restos del aparato y de los cuerpos de las víctimas del accidente se centran a unos 440 kilómetros al noreste del archipiélago brasileño de Sao Pedro y Sao Paulo, que son peñascos deshabitado ubicados a 1.296 kilómetros de la ciudad de Recife y a 704 kilómetros de Fernando de Noronha. En las operaciones participan 570 militares de Marina, 265 de la Fuerza Aérea y 14 aeronaves, 12 de ellas brasileñas y dos francesas, así como cinco navíos brasileños y la fragata gala Ventose. Las causas del accidente y la búsqueda de la caja negra son responsabilidad de las autoridades francesas, que han enviado un submarino a la zona.