Un comercio arde por los incidentes con los chalecos amarillos en París
Un comercio arde por los incidentes con los chalecos amarillos en París - EFE

Los soldados pueden llegar a «abrir fuego» en la protesta de los chalecos amarillos

Las declaraciones del gobernador militar de París, Bruno Leray, han provocado un gran revuelo en Francia

Actualizado:

La colaboración del Ejército para mantener el orden en las manifestaciones de los chalecos amarillos de este sábado continúa causando indignación después de que el gobernador militar de París haya evocado la posibilidad de que los soldados «abran fuego».

El anuncio del Gobierno sobre la movilización de los militares de la operación antiterrorista Sentinelle en el maco de las manifestaciones de los chalecos amarillos ya provocó polémica. Desde entonces, el Ejecutivo ha intentado explicar que los soldados no están llamados a matener el orden y que no estarán en ningún caso en contacto con los manifestantes. Pero las frases del gobernador militar de París, el general Bruno Leray, han causado nuevas críticas.

«Las consignas son extremadamente precisas. Tienen diferentes medios de acción para hacer frente a cualquier amenaza. Puede implicar hasta abrir fuego», ha declarado Leray este miércoles en France Info, subrayando que los militares intervienen «muy regularmente en cualquier tipo de incidente, de naturaleza terrorista o no». «Los soldados hacen advertencias. Evalúan la naturaleza de la amenaza y responden de manera proporcionada», ha señalado.

Llamada a la calma

Por su parte, desde Bruselas, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha respondido a las polémicas declaraciones del gobernador haciendo una llamada a la calma, informa Le Monde: «Sobre este tema, he visto mucha mala fe, muchas estimaciones y muchos falsos debates». El mandatario ha añadido que el recurso a los militares pretende «descargar a los policías y gendarmes», ya que los soldados se encargarán «de la lucha contra el terrorismo y la protección de lugares sensibles».

«En 2017, Emmanuel Macron prometió tranquilizar Francia, en 2019 moviliza a la fuerza Sentinelle, sin avisar al jefe del Estado Mayor del Ejército, y hace entender que los militares podrían disparar contra los manifestantes. El macronismo fractura y hunde a Francia», ha señalado el deputado de Los Republicanos Eric Ciotti en Twitter.

Según la radio RTL, el jefe de Estado Mayo del Ejército, el general François Lecointre, no había sido prevenido de la implicación de los hombres de la operación Sentinelle en el dispositivo de seguridad previsto para el sábado, y, durante un consejo de Defensa que se celebró el miércoles, la contribución de los militares tampoco fue expuesta.

Antes de la intervención del gobernador militar, el jefe de filas de La Francia Insumisa (extrema izquierda), Jean-Luc Mélenchon, pidó de manera «solemne» el viernes al primer ministro, Édouard Philippe, que se explicara ante la Asamblea Nacional sobre la movilización del Ejército.