Un gendarme contempla las labores de extinción del incendio. AP

Siete adolescentes y un adulto mueren en un incendio en Francia

Un problema eléctrico, un rayo un cigarrillo mal apagado son las hipótesis de trabajo que los expertos barajan para esclarecer la causa del siniestro

ABC/
Actualizado:

PARÍS. Un total de ocho personas, siete adolescentes y un adulto, murieron ayer calcinados, víctimas de un incendio que destruyó un centro de equitación en la localidad de Lescheraines (Alpes franceses), según informaciones del médico forense.

Las autoridades de Lescheraines, informaron que al declararse el incendio podría haber en el centro de equitación ocho personas, siete adolescentes y uno o quizá dos adultos que habrían perdido la vida en el siniestro. Sin embargo, el balance definitivo aún no se ha cerrado y los bomberos han recuperado tan solo los cadáveres de seis personas.

Los bomberos, que tardaron unas dos horas en controlar las llamas, continuaban buscando los cadáveres así como elementos de identificación entre los escombros del centro de Saboya, que acogía a jóvenes para cursillos de equitación de una semana.

Ocho especialistas del Instituto de Investigación Criminal se desplazaron desde París al lugar del siniestro para investigar las causas del incendio. Si bien, según la Fiscalía todas las hipótesis están abiertas, se barajan principalmente la de un problema eléctrico -al parecer, hubo obras recientemente en el centro- y la de un cigarrillo mal apagado, sin descartarse del todo un rayo.

Una monitora, que se envolvió en una manta para franquear el muro de llamas, sobrevivió y está hospitalizada con graves quemaduras en un centro de Marsella, pero su vida no corre peligro. La responsable de las instalaciones, que se hallaba en otro edificio del centro, salió indemne del siniestro.