Julio Borges
Julio Borges - EFE

El Tribunal Supremo ordena la detención de Julio Borges, exiliado en Bogotá

El expresidente del Parlamento es acusado por Maduro de ser uno de los responsables del ataque

Ludmila Vinogradoff/EFE
Corresponsal en CaracasActualizado:

El Tribunal Supremo de Venezuela ha lanzado una orden de detención para el diputado y expresidente de la Asamblea Nacional opositora, Julio Borges, que actualmente reside en Colombia. Acusado de participar en el «atentado» contra Maduro, el Supremo le imputa de «delito de homicidio intencional». El mandatario venezolano aseguró que en varias declaraciones los detenidos han hecho responsable a Borges «quien vive en una mansión en Bogotá amparado por el Gobierno saliente». Asimismo. lo tildó de cobarde y de «guarimbero golpista», y de estar implicado en todos los eventos violentos del país.

En su cuenta de Twitter el TSJ ha anunciado «la detención del diputado Julio Borges». La Sala Plena del TSJ ha considerado que «del análisis de las actas que conforman el proceso contra Julio Borges, se evidencia que existen elementos que comprometen su responsabilidad en la comisión flagrante de los delitos de traición a la patria, instigación pública continuada y homicidio intencional calificado en grado de frustración contra el ciudadano Nicolás Maduro»

La Asamblea Constituyente, órgano controlado por el chavismo que ha congregado todos los poderes del Estado menos el Ejecutivo, votó este miércoles por unanimidad a favor de retirar la inmunidad parlamentaria a Requesens y a Borges, justo después de que se emitiera la resolución judicial. «Hemos aprendido a identificar el adversario, que ahora ya no cree en elecciones, sino que cree en magnicidios, y por eso vamos a dejar que todo el peso de ley actúe para ganar la paz», ha dicho Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Constituyente.

En la serie de videos que mostró Maduro, el sospechoso capturado tras el incidente con los drones (Juan Carlos Monasterios) vinculó a los diputados Julio Borges y Juan Requesens con los hechos de ese día.

Julio Borges calificó de «farsa» el atentado. «Ni el país ni el mundo te creen la farsa del atentado. Todos sabemos que es un montaje para perseguir y condenar a quienes nos oponemos a tu dictadura», escribió Borges en Twitter, dirigiéndose a Maduro.