EL secretario de Comercio de Trump, Wilbur Ross
EL secretario de Comercio de Trump, Wilbur Ross - EFE

El secretario de Comercio de Estados Unidos mantiene negocios con el Kremlin

Una investigación desvela vínculos del yerno del presidente con la trama rusa

Actualizado:

El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), del que forman parte 96 medios de todo el mundo ha vuelto a asestar un nuevo golpe informativo al desvelar lo que ha venido en llamar los «paradise papers» (papeles del paraíso), formados por 13,4 millones de archivos, en los que se menciona a 120 destacados políticos internacionales y sus vínculos económicos, poco ortodoxos, con gobiernos extranjeros; o la gestión de sus inversiones a través de empresas offshore en paraísos fiscales.

La investigación, encabezada por el diario alemán «Süddeutsche Zeitung» y en la que también participan dos medios españoles, aborda temas tan sensibles como la conexión de la Administración Trump con el Kremlin, actualmente bajo investigación por parte del FBI y el fiscal especial Robert Mueller. El escándalo alcanzaría a dos personas muy próximas al actual presidente estadounidense: el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, y al yerno del propio Donald Trump, Jared Kushner.

El primero sería accionista de Navigator Holdings, una naviera que ofrece servicios de transporte marítimo regulares al yerno de Putin (Kirill Shamalov, casado con la hija menor del presidente ruso) y a otros oligarcas sancionados por el Departamento del Tesoro. Por su parte, Kushner, asesor de confianza de Trump sobre el que ya se cernía la sombra de la trama rusa, habría recibido en 2015 una inversión de 850.000 dólares del magnate ruso Yuri Milner, cofundador de DST Global, un fondo que recibiría dinero del VTB Bank, banco público ruso utilizado como herramienta financiera del Kremlin y sobre el que pesan sanciones en EE.UU. Mientras los vínculos del yerno de Trump con Rusia fueron puntuales, los de Ross habrían permanecido latentes pese a haber escenificado lo contrario. Según la información revelada, antes de aceptar su cargo en el Gobierno de Trump, el hoy secretario de Comercio vendió la mayor parte de los activos de sus empresas, pero no renunció a su participación en Navigator, registrada en las Islas Marshall. Las entidades offshore en las que figura Ross (junto a otros inversores) controlaban en 2016 el 31,5% de la compañía, según el último informe anual de Navigator.

La investigación del ICIJ también señalaría al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, como director de dos empresas offshore en Barbados, algo que habría sucedido antes de ocupar el Palacio de Nariño. El asunto se remontaría a 2001, cuando era ministro de Hacienda. En ese momento, según los documentos a los que ha tenido acceso el consorcio, Santos aparecería como director de Global Tuition & Education Insurance Corporation, una sociedad aseguradora exenta de carga fiscal. Después, el cargo quedó en manos, entre otros, de la familia de César Gaviria, expresidente de Colombia. Un año antes, habría sido director de otra compañía aseguradora de Barbados, Nova Holding Company Limited. Ambas sociedades de Barbados son accionistas mayoritarias de Global Education Group Colombia S.A., de cuya junta directiva formó parte Santos en 1998.

La Reina Isabel II

Los «paradise papers» también salpican a personas del más alto rango, como la Reina Isabel II, que hace doce años habría invertido 10 millones de libras (11,6 millones de euros) en paraísos fiscales.