El presidente colombiano, Juan Manuel Santos
El presidente colombiano, Juan Manuel Santos - EFE

Santos acusa a Maduro de pagar a colombianos para que le voten en Venezuela

El presidente de Colombia no reconocerá los resultados de esas elecciones «convocadas ilegítimamente por la Asamblea Nacional Constituyente»

Actualizado:

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, acusó hoy a su homólogo de Venezuela, Nicolás Maduro, de pagar a ciudadanos colombianos para que obtengan una cédula de ese país y voten en las elecciones de este domingo en las que se elegirá al jefe del Estado.

«Por fuentes de inteligencia confiables, tenemos conocimiento de un plan del régimen de Maduro, en marcha desde finales del año pasado, para cedular y trasladar ciudadanos colombianos para que voten el próximo domingo 20 de mayo», dijo Santos en una declaración. Asimismo, explicó que el plan detalla «la forma, los procedimientos y los pagos a efectuar para garantizar el movimiento de los votantes y su voto a favor de Maduro».

Los venezolanos acudirán el próximo domingo a las urnas para elegir al presidente del país en unos comicios en los que Maduro se presenta a la reelección y cuya legitimidad ha sido cuestionada por la mayor parte de la comunidad internacional. Santos explicó que «maniobras como esta», junto a otras «muchísimas razones», le llevan a reiterar que no reconocerá los resultados de esas elecciones «convocadas ilegítimamente por la Asamblea Nacional Constituyente».

Frente a esa situación, el mandatario subrayó que ha dado instrucciones a la fuerza pública para «redoblar los controles fronterizos» y evitar así «al máximo el trasteo (traslado) ilegal de votantes». Santos se refirió a las elecciones venezolanas en una declaración que ofreció en la Casa de Nariño en la que, además, denunció que el Gobierno de Maduro distribuye a los venezolanos alimentos en mal estado y de contrabando por medio de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Distribución de alimentos «no aptos»

El presidente colombiano también ha denunciado la distribución a los venezolanos de alimentos «no aptos» para el consumo por parte del Gobierno de Nicolás Maduro y presentó como prueba el decomiso de 400 toneladas de víveres en el puerto de Cartagena de Indias.

En una declaración que dio en la Casa de Nariño, Santos reveló que ayer la Policía Fiscal y Aduanera y otros organismos de control colombianos «decomisaron en Cartagena casi 400 toneladas de alimentos no aptos para consumo que iban a ser repartidos por esos comités políticos de control social en Venezuela».

El mandatario aseguró que ese decomiso «es la punta del iceberg de un negocio despreciable que involucra empresas de fachada en Colombia, México y muchos otros países».

Santos explicó que el régimen de Maduro inventó la figura de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) que son «usados para distribuir alimentos y mercados a los más pobres por parte de organizaciones políticas afectas al régimen».

Añadió que a través de esos Comités el régimen de Maduro «explota la crisis humanitaria de los venezolanos no solo para ejercer un control político y social, sino con fines electorales y para reprimir a la oposición».