"Todos pagan" rescates a Al Qaida en el Magreb, afirman diputados franceses

El 90 por ciento de los recursos de los terroristas del Sahel llegan del cobro por liberar a secuestrados

abc
madrid Actualizado:

Todos los países que tienen ciudadanos secuestrados por Al Qaida del Magreb Islámico (AQMI) "pagan rescates"para liberarlos, afirman dos parlamentarios franceses en un informe sobre la seguridad en el Sahel. En este sentido, piden una "armonización" entre los estados.

Esta es la región en la que permanecen secuestrados los cooperantes españoles Enric Gonyalons y Ainhoa Fernández desde que fueron capturados el 22 de octubre de 2011 en los campamentos de refugiados saharauis al sur de Argelia.

"No se habla de rescates. Pero lo sabemos, todo el mundo paga, incluso Estados Unidos. Cuando no son los gobiernos son las empresas privadas", ha declarado el diputado François Loncle, informa France Presse.

Frente a la decisión de países como España, que negocian con los terroristas parafijar un rescate, como ocurrió en 2010 con tres cooperantes catalanes, otros países, como Estados Unidos y Gran Bretaña, se muestran contrarios a ello y critican ese tipo de intermediaciones. De ahí la puntualización de Loncle al insistir que los norteamericanos también desembolsan, de una u otra manera, dinero.

"El 90 por ciento de los recursos de AQMI vienen del cobro de rescates. Hay que poner fin a esta sobrepuja", añade el diputado. "Calculamos en 90 millones de euros (lo que AQMI reclama) por la liberación de cuatro rehenes (franceses secuestrados en Níger en septiembre de 2010) y todavía retenidos por AQMI. Esto es más del doble de la ayuda anual de Francia a Malí o a Níger", señala el diputado Henri Plagnol.

Cuando en 2010 los terroristas liberaron a Alicia Gámez, Roque Pascual y Albert Vilalta el Gobierno español negó el pago de cantidad de dinero alguna y evitó hablar del asunto. Tampoco quiso hablar de ello Mustafa Uld Limam Chafi, el consejero del preasidente de Burkina Fasio que actuó de negociador.

Un total de doce ciudadanos europeos, la mitad franceses, se encuentran en manos de terroristas en el Sahel, según la agencia France Presse.